Montecristi, MANABÍ

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) del cantón Montecristi, en Manabí, declaró la emergencia por la carencia de agua potable, un día después de que Jaramijó también decretara esa medida ante la ausencia de agua cruda para tratar, y la que se obtiene desde la presa de La Esperanza en el cantón Bolívar, cuya distribución fue suspendida por daños en el acueducto.

Los cantones Manta, Montecristi y Jaramijó reciben por el acueducto desde La Esperanza el agua cruda para tratarla; pero la semana anterior, debido a las fuertes lluvias, se produjo un deslizamiento de tubería a la altura de la comunidad Botija Afuera, del cantón Tosagua, que obligó a los técnicos de Refinería del Pacífico en liquidación —encargados de la distribución de agua a esos cantones— a suspender el bombeo.

Publicidad

Washington Arteaga, alcalde de Montecristi, confirmó la declaratoria de emergencia, y que ante ello se dispuso la contratación de tanqueros para que desde este domingo a las 07:00 se comenzara a distribuir agua en hasta tres tanqueros por familia, y que la entrega se iniciará en la parroquia Aníbal San Andrés.

Con tanqueros se entrega agua a barrios de tres cantones manabitas por crisis en acueducto de La Esperanza

“No vamos a tener agua hasta cuando reparen el acueducto. (…) Le pedimos a la ciudadanía que racionalice el agua en estos días. Y estamos haciendo un llamado al gobernador de Manabí para que converse con el presidente, para así solucionar este problema”, señaló Arteaga.

El agua será entregada de forma gratuita a los montecristenses, a quienes paulatinamente se les anunciará el cronograma de distribución de líquido por los barrios de este cantón.

Publicidad

La crisis también se siente en Manta, que este sábado desplegó unos 150 tanqueros para que entreguen agua potable a barrios y ciudadelas de la parroquia Eloy Alfaro, población adonde se destina el agua que se recibe por el acueducto de La Esperanza.

“He dispuesto que recorran las zonas afectadas repartiendo agua sin costo. No es lo idóneo, pero, como es nuestro actuar constante, no nos escondemos ni damos la espalda a la gente como antes se lo hacía. Al contrario, en los momentos difíciles es cuando más unidos debemos estar”, señaló el alcalde de Manta, Agustín Intriago.