La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) clausuró una planta procesadora de lácteos, el 16 de mayo, en Sigchos, por haber encontrado una alta presencia de bacterias en sus quesos.

Los quesos portaban Escherichia coli, bacteria que causa enfermedades gastrointestinales, infecciones urinarias, enfermedades respiratorias, entre otras.

La entidad, antes de una inspección de las instalaciones, sus productos y la manera como los manipulan, realizó las pruebas microbiológicas para corroborar la presencia de gérmenes o virus en los diferentes productos.

Publicidad

¿Por qué no se mencionan los nombres de locales clausurados?: esto responde Arcsa

Pese a que el Arcsa no hizo públicos los lotes que ya fueron entregados antes de su intervención y clausura, el producto que fue analizado se lo inmovilizó para evitar problemas de salud en la ciudadanía.

También suspendió la comercialización de los otros lácteos de esa firma en todo el mercado nacional.

Al igual que en otros casos, la agencia de control sanitaria no publicó el nombre del establecimiento. El director ejecutivo de Arcsa, Daniel Sánchez, mencionó: “Para evitar cualquier problema dentro del debido proceso no ponemos en conocimiento específicamente el nombre del titular”.

Publicidad

Arcsa recordó a la ciudadanía que puede ser parte de este control sanitario y reportar productos que no cumplan con las condiciones higiénico-sanitarias a través de la aplicación Arcsa Móvil. (I)