Lady Mary Russell, quien fue una de las seis mujeres que llevaron la capa de Isabel II durante su coronación en la Abadía de Westminster, falleció “pacíficamente en casa”, a los 88 años, rodeada de su familia el 18 de septiembre.

A la dama de honor de la reina, un obituario la describió como madre de cinco hijos, abuela de 12 y “amada esposa de David”, tal como reseña el Daily Mail.

Esta la verdadera razón por la que el ataúd de la reina Isabel II es de roble inglés y forrado en plomo

Lady Mary, hija del conde y la condesa de Haddington, ayudó a llevar la cola o capa de 21 pies de la reina Isabel II mientras caminaba por la Abadía de Westminster, para su coronación hace 70 años.

Publicidad

Ella y las otras cinco damas de honor usaron vestidos plateados con tiaras y largos guantes de seda. Hablando sobre el día, dijo: “De todas las chicas de nuestra edad en el país, nosotras seis chicas fuimos elegidas para llevar la cola de la reina y eso significó mucho”.

Dama de honor que llevó la capa de Isabel II durante su coronación falleció

El padre de Lady Mary era amigo de la infancia de la reina madre de Escocia y su álbum de recortes de la infancia mostraba una foto de él en la coronación de Jorge VI en 1937, con el cetro de la paloma, uno de los dos cetros entregados al nuevo monarca.

Sigue a la muerte de Lady Moyra Campbell, una de las otras seis damas de honor, a los 90 años en noviembre de 2020. Una fuente real dijo en ese momento: “Es muy triste. Su majestad se mantuvo en contacto con todas sus antiguas damas de honor”.

Publicidad

La baronesa viuda Glenconner, Lady Jane Lacey, la baronesa Willoughby de Eresby y Lady Rosemary Muir están vivas hoy.

El Palacio de Buckingham publica la imagen oficial de la lápida de la reina Isabel II en Windsor

Qué hicieron las damas de honor de la reina Isabel II

Siguiendo la tradición de la reina Victoria, las damas de honor eran todas hijas de duques, marqueses y condes, solteras y con edades comprendidas entre los 17 y los 23 años. Su tarea era llevar la capa de la reina, tan pesada que no podía moverse sin ellos.

Publicidad

Se había construido un anexo a la Abadía donde los cuatro que participaban en la procesión pero que no viajaban en el carruaje podían tomar café y escuchar el comentario por radio del viaje de la reina desde el Palacio de Buckingham.

Después de caminar con ella por el pasillo y luego bajar, todos fueron al Palacio para ser fotografiados por el renombrado Cecil Beaton y aparecieron en el balcón.

Para Lady Mary y los demás, el momento más conmovedor fue la unción, cuando la reina se quitó sus atavíos y fue bendecida con Óleo Sagrado bajo un dosel sostenido por cuatro Caballeros de la Jarretera.

(I)

Publicidad

Te recomendamos estas noticias