El papa Francisco, que visitará Chipre la semana que viene, planea traer de vuelta a Roma cierto número de migrantes, declararon este viernes las autoridades chipriotas.

El pontífice, que estará en la isla mediterránea entre el 2 y el 4 de diciembre, quiere organizar un viaje para que un número indeterminado de migrantes también vaya a Roma, dijo a los periodistas el portavoz del Gobierno chipriota, Marios Pelekanos.

En 2013, el papa volvió de Lesbos con tres familias sirias, en una época en que la isla griega era el principal puerto de entrada de migrantes a Europa.

Después de visitar Chipre a inicios de diciembre, acudirá a la isla de Lesbos.

Publicidad

El gesto confirma “que el Vaticano reconoce el problema al cual se enfrenta hoy la República de Chipre, por el aumento de los flujos migratorios”, dijo Pelekanos.

El político reiteró la petición de Chipre de “una distribución más equitativa (de los inmigrantes) entre los Estados miembros de la UE, para aliviar el problema en los países de primera línea”.

Chipre afirma que se enfrenta a una “crisis migratoria” y quiere suspender las solicitudes de asilo de las personas que entran ilegalmente en su territorio.

Según el Gobierno, el país tiene el mayor número de solicitudes de asilo de los 27 miembros de la UE en relación con su población de casi un millón de habitantes.

Chipre acusa a Turquía de orquestar esta crisis al permitir el paso de inmigrantes irregulares desde la República Turca del Norte de Chipre.

Desde que el ejército turco invadió el norte de Chipre en 1974 en respuesta a un golpe de Estado de los nacionalistas grecochipriotas que querían unir la isla a Grecia, la República de Chipre, miembro de la UE desde 2004, está dividida en dos. (I)