Unos espasmos (calambres) en su brazo derecho lo pusieron en alerta. Se hicieron tan frecuentes que le impedían conducir su vehículo. Al ir al médico todos se llevaron una gran sorpresa: tenía una bala alojada en la cabeza.

Cuatro días antes, en plena celebración de la llegada del año 2024, el joven de 21 años sintió algo que lo impactó en la cabeza. De la herida salió sangre, pero no se alarmó. Al contrario, siguió la fiesta.

“Se detuvo la hemorragia, nos fuimos, me duché y salí de fiesta”, declaró Mateus Facio al programa de TV brasileño ‘Jornal Nacional’ y reseñó Antena 3.

Publicidad

Informó ese medio que “el joven estuvo los siguientes cuatro días de fiesta ignorando el golpe recibido”. Mateus recordó que estaba en Río de Janeiro. Allí fue alcanzado por la bala. Bueno, que fue un tiro lo supo luego.

Dijo, igualmente, que al desplazarse en su vehículo, un trayecto que lo hace generalmente en 4 horas y media por los espasmos se tardó 7 horas en llegar a su destino.

Los milagros existen: así fue el impactante rescate de un hombre que en vísperas de Navidad cayó con su camioneta a un río y allí quedó atrapado seis días

Parte de la bala entró en el cerebro, dijo un médico

El joven no sintió otro síntoma. Tampoco volvió la hemorragia. Una tomografía computarizada reveló la presencia de la bala y fue sometido a una cirugía. Mateus Facio, reseñó el citado medio español, estuvo dos días en la UCI.

Publicidad

“Parte de la bala penetró en su cerebro, lo que provocó una compresión en esa zona y provocó movimientos involuntarios de su brazo”, explicó el neurocirujano, Flavio Falcometa.

Tuvo suerte… según la apreciación del doctor, “si la bala hubiera terminado a unos milímetros de donde lo hizo, podría haber causado daños mucho más graves y dejarle un brazo o un lado del cuerpo paralizado”.

Publicidad

El caso de Mateus se ha viralizado las últimas horas. Es insólito, realmente. La madre del joven, según Clarín, expresó: “Siento que mi hijo nació de nuevo”. Del postoperatorio sin novedad dependerá que en un mes, estima el neurocirujano, “siga con su vida normal”.

(I)

Te recomendamos estas noticias