Subió a 53 el número de migrantes que fueron encontrados muertos dentro de un camión en San Antonio, Texas, según lo informado este miércoles 29 por la oficina del médico forense del condado de Bexar, en Texas. La tragedia es hasta ahora el caso de tráfico de personas más mortíferos y llamó la atención de la prensa internacional y la Casa Blanca.

Por otra parte, 16 personas, entre ellas cuatro menores de edad, fueron trasladadas a un hospital, con grave estado de salud por las altas temperaturas a las cuales fueron expuestos y la deshidratación, escribió CNN.

Dan de baja al jefe de policía de escuela en Texas que respondió al tiroteo

Lo que se sabe del hallazgo de los 53 migrantes muertos en Texas

Los encontraron por un trabajador de la zona

El jefe de la policía de San Antonio, William McManus informó que recibió una llamada a las 6:00 de la tarde del lunes de un empleado de un edificio cercano, quien aseguró escuchar gritos de ayuda.

Publicidad

Al caminar al camión, el empleado notó que las puertas estaban parcialmente abiertas y cuando abrió encontró una escena terrorífica, decenas de personas fallecidas.

McManus dijo que la policía tiene a tres personas bajo custodia, aunque aclaró que no está claro si están conectados con el incidente, aunque están acusados de posesión de armas.

Van 53 muertos y 16 hospitalizados

El canciller de México, Marcelo Ebrard notificó que van 51 personas muertas, de ellas 22 son mexicanas, siete guatemaltecos y dos hondureños. El resto falta por identificar. Sin embargo, esta cifra aumentó a 53, según lo remitido por la medicatura forense del condado de Bexar, Texas.

Además, el jefe de bomberos de San Antonio, Charles Hood informó que 48 fallecieron en el lugar y dos en el hospital, a donde fue trasladado un total de 16 personas por lesiones vinculadas al calor. Entre los 16 había cuatro menores.

Publicidad

Causa de la muerte de los migrantes hallados en Texas

El funcionario estadounidense explicó que los cadáveres estaban muy calientes al tacto, por lo que presume que sufrieron golpes de calor y agotamiento. El camión no tenía ninguna unidad de aire acondicionado visible que funcionara, y no había señales de agua en su interior, agregó.

“Ninguna de estas personas era capaz de salir por sí misma del camión. Estaban allí, en espera de ayuda cuando llegamos (...) lo que significa que estaban demasiado débiles, en un estado debilitado, para de hecho salir y ayudarse a sí mismos”, dijo Hood.

La Casa Blanca pone la lupa en el tráfico de personas

Las autoridades también notificaron que desde la Casa Blanca el presidente Joe Biden está “siguiendo de cerca” el caso, según dijo Karine Jean-Pierre, secretaria de prensa del presidente.

Consultada sobre qué pasará con los migrantes que aún luchan por sus vidas, dijo que la administración está centrada en hacer que los contrabandistas rindan cuentas y “en continuar nuestras acciones históricas para desbaratar las peligrosas redes de contrabando”.

Publicidad

Por otra parte, el alcalde de Texas, Ron Nirenberg apuntó a los posibles responsables. “Esperamos que los responsables de poner a estas personas en estas condiciones tan inhumanas sean procesadas con todo el peso de la ley”.

México abre investigación y cubrirá gastos fúnebres y repatriación

El canciller Ebrard informó a través de sus redes que la Fiscalía general de México abrirá una investigación sobre lo sucedido y dijo que conversó con el fiscal, Alejandro Gertz Manero, quien afirmó que se abrió la experticia sobre las muertes y que un equipo viajará a Texas.

A su vez, el Instituto Nacional de Migración de México (INM) informó este martes en un comunicado que, en coordinación con la Secretaría de Relaciones Exteriores, cubrirán los gastos fúnebres y la repatriación de los cuerpos de los mexicanos perdieron la vida.

Hasta ahora hay dos sospechosos

Juan Claudio D’Luna-Mendez y Juan Francisco D’Luna-Bilbao son los únicos sospechosos del caso. Ambos fueron acusados de “posesión de un arma por parte de un extranjero ilegal en los Estados Unidos”.

Publicidad

Las autoridades localizaron a los hombres la placa de registro del camión. La policía de San Antonio procedió a establecer vigilancia en la residencia arrojada en la investigación “y observó que un Ford F-250 salía de la vivienda con un solo hombre hispano al volante.

Los oficiales detuvieron el F-250 e identificaron a D’Luna-Bilbao como el conductor y único ocupante, poseía un arma en el vehículo.

Durante la vigilancia de la misma casa, las autoridades pudieron “observar una camioneta saliendo de la residencia ocupada por otro joven hispano. Los oficiales detuvieron el camión e identificaron a D’Luna-Mendez como el conductor.

En el allanamiento a la residencia, pudieron ubicar múltiples armas de fuego en una de las habitaciones.

El camión tenía números falsos de identificación federal y estatal

Felipe Betancourt Jr., copropietario de Betancourt Trucking and Harvesting en Alamo, Texas, dijo que el camión donde hallaron a los migrantes muertos usaba los mismos números de identificación federales y estatales que uno de sus vehículos, por lo que era falso.

El hombre de 33 años dijo que el camión en San Antonio, que es del mismo color que su Volvo semi rojo, no es propiedad de su empresa.

Dichos números fueron registrados a nombre de la compañía de Betancourt sin su consentimiento. “No estamos vinculados en absoluto a ese camión”, dijo a CNN. “No sabemos quién es el dueño de ese vehículo”.

El empresario explicó, además, que sus 11 camiones están identificados con el logo de su empresa, como dictan las leyes en Texas. (I)

Te recomendamos estas noticias