Su nombre es Aureliano Guzmán Loera, alias el Guano, la seguridad estadounidense elevó una recompensa de cinco millones de dólares por él y es cuando los ojos mediáticos se colocaron en sus actividades. El sinaloense es descrito como un hombre astuto, conocido en la sierra de Sinaloa. Su captura es considerada como todo un desafío desde que el Chapo Guzmán, su hermano, cayó tras las rejas.

Para Aureliano, ser perseguido por autoridades norteamericanas no es novedad alguna. El Departamento de Estado ofreció el equivalente a 100 millones de pesos mexicanos por datos que lleven a la detención de quien estaría encargado de las operaciones del Cártel de Sinaloa en la sierra de Badiraguato y sus alrededores.

Junto con él, son buscados los máximos lideres del brazo armado, Gente Nueva, encabezados por los hermanos Ruperto, el 37; José, el Che; y Heriberto, los Salgueiro Nevarez. Los últimos nombrados colaboran en zonas de Sonora y Chihuahua; por ellos también se ofrecieron cinco millones de dólares por cada uno.

Cómo un mono fue pieza clave para la captura del “Chapo” Guzmán

De tal modo, las autoridades de Estados Unidos están dispuestas a desembolsar 20 millones de dólares que representan más de 100 millones de pesos por el arresto o condena de estos sujetos identificados como miembros de alto rango en el Cártel de Sinaloa, según las causas 18-CR-1840-TUC-RCC(JR) y 18-CR-00597-TUC-RCC(BGM) anunciadas por el Departamento de Justicia.

Publicidad

Foto: @HSIPhoenix / Twitter

Una de las acusaciones más duras que le alegan es la responsabilidad de más del 63% de las 96,779 muertes por sobredosis de drogas en los Estados Unidos entre marzo de 2020 y 2021, según el comunicado donde se anuncia la recompensa de los supuestos criminales.

El ‘Chapo’ Guzmán y los testimonios de sus pasos por prisión

Sin embargo, el Che y Heriberto, fueron arrestados en 2012 y 2015, respectivamente, por agentes del Ejército. Se presume que las autoridades mexicanas no pudieran retenerlos y volvieron a sus actividades ilícitas, desde ese entonces el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU los tiene en su lista de más buscados, según registros del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE). O en cambio, decidan mantenerlos en la mira, pese a que sepan que están asegurados.

Según un relato del periodista Miguel Ángel Vega, quien conoció y comió con el Guano en la Tuna, el individuo es “muy analítico, desconfiado y de una frialdad atemorizante”. Así lo describió en su libro El Fixer” (Aguilar, 2021).

El ‘Chapo’ Guzmán y su nexo con Ecuador saltan en juicio

El Guano tiene fama de ser despiadado según los medios de comunicación locales. . En 2017, un enviado de los Dámasos dijo a Ríodoce que los Guzmán solo se imponen con la Ley del miedo, más que la negociación y el respeto a los códigos de confianza.

“Iván, Alfredo y su tío están enfermos de poder, pero es a través del abuso como hacen amigos forzados. Los apoyan más por miedo que porque sea lo correcto”, aseguró el vocero de Dámaso López Núñez, el Licenciado, quien intentaba aclarar el atentado contras los Chapitos e Ismael Zambada García, el Mayo, en una reunión en Paredones, Jesús María.

En 2017, cuando se agudizaba la pugna del Cártel de Sinaloa, la PGR identificaba a Gente Nueva, cuyas operaciones estaban en Chihuahua y Sinaloa. Habrían sido entrenados por desertores del Ejército y la Policía Federal y el grupo se conformaba por hombres de entre 20 y 30 años Foto: @HSIPhoenix / Twitter

Tras la captura de ‘El Chapo’, Aurelio Guzmán Loera fue designado como la cabeza de las operaciones criminales en la sierra de Sinaloa. Posteriormente ya sabía que la Administración del Control de Drogas (DEA) lo buscaba por cielo y tierra, según la anécdota de Miguel Ángel Vega.

Publicidad

Los detalles desconocidos de la vida de Joaquín ‘Chapo’ Guzmán; el narco que vendía caramelos para vivir

Citando una investigación de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, el general ya retirado del Ejército, Alfonso Duarte Múgica, aseguró algunas características sobre la personalidad de Guano.

Daba la impresión de ser cruel, pero ante su madre, doña Consuelo Loera, se mostró amable, la abrazó y le dio un beso en la mejilla.

El capo llegó la noche que Miguel Ángel Vega llevó a la casa de la mamá del Chapo a Pablo García-Inés, quien entonces producía el programa “Clandestino” sobre el Cártel de Sinaloa.

Lo atestiguó cuando varias camionetas se estacionaron en la casa de doña Consuelo Loera y de ellas descendieron más de 30 hombres fuertemente armados con fusiles Barret calibre .50, AK-47, M16 y AR-15. Unos se apostaron en la entrada del domicilio y el resto buscaron puntos estratégicos para vigilar la visita de su jefe. Los escoltas eran jóvenes y en unos minutos rodearon el inmueble, apuntó Vega.

"El Chapo" Guzmán cumple cadena perpetua en EE.UU. por haber liderado el cartel de Sinaloa.

A pesar de que el Guano, junto a su madre y los periodistas presentes en los hechos, se sentaron a comer en un mismo comedor, se vivían momentos de tensión. El hermano del Chapo Guzmán preguntó si el español García-Inés era gente de la DEA. La incomodidad creció, pero aclararon nuevamente su profesión.

“Estar frente a él, a más de tres horas del primer rastro de señal de celular y rodeados por más de 30 hombres armados hasta los dientes nos hacía sentir que estábamos, sin duda, en sus manos, pero también en su silencio, en su mirada y hasta en su pensamiento”, narra Miguel Ángel Vega, quien ha sido enlace de corresponsales extranjeros que buscan llegar a las entrañas del Cártel de Sinaloa. (I)