Rusia acusó hoy a Kiev de continuar bombardeando el territorio de la central nuclear de Zaporiyia, en el sur de Ucrania y ocupada desde principios de marzo por las fuerzas rusas, además de la ciudad de Energodar, donde se encuentra la planta, la mayor de Europa.

"Las tropas ucranianas continúan bombardeando la central nuclear de Zaporiyia y la ciudad de Energodar", señaló el portavoz castrense, Ígor Konashénkov, en su parte bélico diario.

Y sostuvo que durante la última jornada la artillería ucraniana golpeó “siete veces con armas de gran calibre” el área de la planta de energía nuclear.

Publicidad

El bombardeo se llevó a cabo desde las posiciones de tiro de las tropas ucranianas en las áreas de Nikopol, Marganets, Vyshetarasivka y Chervonogrigorovka, ubicados en la orilla derecha del río Dniéper, opuesta a la central nuclear.

"La artillería de las Fuerzas Armadas Rusas suprimió la potencia del ataque enemigo al responder con fuego", aseguró Konashénkov.

Rusia y Ucrania se acusan desde hace semanas de bombardear el territorio de la central nuclear de Zaporiyia, bajo control de las fuerzas rusas desde el 4 de marzo.

Publicidad

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, acusó la víspera ante el Consejo de Seguridad de la ONU a Rusia de "colocar al mundo al borde de una catástrofe radioactiva" al haber convertido "en una zona de combate" la central.

Según Zelenski, Rusia está llevando a cabo allí una “provocación”, con bombardeos y el envío de “terroristas” a la zona, amenazando así a toda Europa y a otras regiones vecinas.

Publicidad

Francia y la agencia atómica de la ONU negocian con Rusia una inspección a la central, una medida que Kiev apoya y que París asegura cuenta con el respaldo del presidente ruso, Vladímir Putin, según el líder francés, Emmanuel Macron.

Zelenski también apoya una misión del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y pide que esta agencia de la ONU asuma el "control permanente" de la instalación.

Este jueves el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, aseguró a su homólogo francés, Sébastien Lecornu, que Rusia brindará la asistencia necesaria a los inspectores del OIEA.

Advirtió a París de que "las acciones de las Fuerzas Armadas de Ucrania podrían interrumpir el funcionamiento seguro de la planta".

Publicidad

Hace dos días también el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, abordó las condiciones de una eventual misión del OIEA con su homóloga francesa, Catherine Colonna.

Además, el miércoles el jefe del OIEA, Rafael Grossi, se reunió en Estambul (Turquía) con una delegación rusa presidida por el jefe de la empresa estatal rusa de energía nuclear, Rosatom, Alexéi Lijachov, para discutir la posible inspección de la central.

El argentino se entrevistó este jueves asimismo con Macron para abordar la “inminente visita” del OIEA a la planta nuclear de Zaporiyia. (I)