NOTICIAS

Publicidad

Las teorías alrededor de la desaparición de la aviadora estadodunidense Amelia Earhart

Su desaparición en 1937 es uno de los mayores misterios de la historia. Una compañía asegura ahora haber encontrad restos del avión de la pionera estadounidense

La Marina estadounidense concluyó que Amelia Earhart falleció poco después de caer en el Pacífico, pero siempre ha habido mucho misterio en torno a su desaparición.

Publicidad

Amelia Earhart fue una de las aviadoras más famosas del mundo, pues rompió varios récords y logró completar travesías que antes habían fallado. En 1935 se convirtió en la primera persona en volar entre la isla de Hawái y Estados Unidos, y en 1932 hizo su primer vuelo sola a través del Atlántico, algo que nunca antes había hecho una mujer.

Sin embargo, hay un vuelo que nunca pudo completar, ya que desapareció antes de llegar a su destino. En 1937, Earhart, junto a su copiloto y navegante Frederick J. Noonan, volaban desde Lae, Nueva Guinea, hacia la isla Howland, junto a Australia, pero su avión se perdió en medio de una tormenta.

La piloto Amelia Earhart y su navegante Fred Noonan posan frente a su Electra bimotor Lockheed en Los Ángeles antes de su vuelo histórico.

EE. UU. aprueba un programa de inspección para reanudar vuelos del Boeing 737 MAX

Nunca se supo más de Earhart, de Noonan o del avión, un Lockheed 10-E Electra, hasta ahora.

Publicidad

Múltiples teorías de su desaparición

Según CNN, ya en 2017 se había dado pistas posibles sobre la desaparición de Earhart, cuando un documental del History Channel reveló una nueva foto del archivo nacional de EE.UU. de varias figuras borrosas. Los investigadores afirman que la foto muestra a Earhart, su navegante, Fred Noonan, y su avión en las Islas Marshall después de su desaparición.

Dicha teoría sostiene que Earhart y Noonan se estrellaron cerca de las islas de Marshall, a unas 1.000 millas de su objetivo, la isla de Howland, y fueron capturados por japoneses y murieron en cautiverio.

Pero esa teoría es rechazada por otros investigadores, y es sólo una de las muchas ideas que especulan sobre lo que le pudo suceder a Earhart.

Publicidad

En tanto, el Grupo Internacional para la Recuperación de Aviones Históricos (Tighar) sostiene que Earhart sobrevivió a un aterrizaje brusco en el Pacífico pero murió poco después. De acuerdo con Tighar hallaron un esqueleto de un náufrago en la isla en 1940, analizado décadas después, que coincide con el de una mujer de la altura y origen étnico de Earhart.

Según esta teoría, la aviadora sobrevivió a un aterrizaje brusco en la Isla Gardner, un atolón remoto en el suroeste del Pacífico, a unos 350 kilómetros de la isla de Howland, pero murió poco después de eso.

Publicidad

“Todas las evidencias apuntan a eso. Tenemos una imagen que los analistas forenses han visto –una foto tomada tres meses después de la desaparición de Earhart– y no podemos decirlo con seguridad, pero parece ser su tren de aterrizaje... que coincide con los registros del vuelo”, añadió Gillespie.

Sonar localizó restos

Deep Sea Vision, una empresa fundada por un expiloto y oficial de inteligencia de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, podría haber resuelto el misterio de la desaparición de Amelia Earhart.

Unas imágenes obtenidas por un sonar revelaron que hay un objeto, en forma de avión, en el fondo del océano, a unos 5.000 metros de profundidad y a 160 kilómetros de la isla Howland, el que era el destino de Earhart y su copiloto.

Imágenes obtenidas por Deep Sea Vision en las que se ve un objeto en forma de avión.

Las imágenes del sonar no son lo suficientemente claras como para saber si se trata del Lockheed 10-E Electra, pero la ubicación del objeto coincide con la ruta que tomaron Earhart y Noonan en 1937.

Publicidad

Tony Romeo, el fundador de Deep Sea Vision, invirtió su fortuna personal en esta empresa precisamente para realizar la expedición que lo lleve a descubrir el rastro final de Earhart.

En declaraciones al Wall Street Journal, Romeo reveló que esta expedición partió en septiembre del 2023, y que con un dron submarino Hugin, fabricado por la empresa Kongsberg, se escanearon más de 13.400 kilómetros cuadrados del fondo del océano.

Al día 30 de la expedición, el sonar capturó la imagen que ahora da la vuelta al mundo, pero la tripulación se dio cuenta del detalle del avión solo 60 días después, cuando ya era muy tarde para volver a examinar esa zona.

Ahora, Tony Romeo espera una forma de conseguir el financiamiento para volver a la zona donde fue encontrado el misterioso objeto, y confirmar si se trata del avión de la legendaria Amelia Earhart. Él no descarta que muchas personas estén interesadas de participar en el proyecto.

“Algunas personas lo llaman uno de los mayores misterios de todos los tiempos, creo que en realidad es el mayor misterio de todos los tiempos”, dijo Romeo. “Tenemos la oportunidad de poner fin a una de las mayores historias estadounidenses de todos los tiempos”. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad