NOTICIAS

Publicidad

Una madre demanda por 100 millones de dólares a Estados Unidos por el asesinato de su hija autista

Kayla Hamilton fue asesinada en julio de 2022. Su madre dice: Era una niña feliz que quería vivir y se la llevaron. La víctima tenía 20 años

El sospechoso entró a suelo estadounidense de manera ilegal. Para el abogado de la madre de la víctima, “todo lo que el DHS tenía que hacer era hacer una llamada telefónica para verificar esto (si era pandillero) y Kayla estaría viva". Foto referencial: X (antes Twitter) @USBPChief Foto: PanoSoporte

Publicidad

Actualizado el 

Por presuntas fallas de seguridad, que no advirtieron la peligrosidad de un joven que entró de manera ilegal a Estados Unidos, una madre demanda al Gobierno de ese país. Ese sujeto, asegura, le mató a su hija. Señala que el responsable del crimen tiene pasado como pandillero de la banda MS-13.

Kayla Hamilton, una joven con autismo, de 20 años, fue abusada sexualmente y estrangulada en una vivienda en Aberdeen, Maryland, el 27 de julio de 2022, reseñó Noticias Telemundo.

Tras el arresto del sospechoso, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas confirmó que el detenido era miembro de la banda MS-13 y se encontraba ilegalmente en Estados Unidos, añade la citada cadena.

Publicidad

Las primeras investigaciones “revelaron que el sospechoso había alquilado una habitación en una casa móvil donde Kayla Hamilton y su novio tenían un cuarto”.

El sujeto es de origen salvadoreño y la familia de la víctima Kayla Hamilton “exige respuestas sobre por qué se le autorizó la entrada por la frontera a un criminal adolescente de 17 años y cómo se le permitió residir libre e ilegalmente en el país”, informó igualmente Voz USA.

¿Quién era Julieta Hernández, la Payasa Jujuba? Pareja de esposos abusó y asesinó en Brasil a una artista circense venezolana

La demanda por 100 millones de dólares

La madre de Kayla, Tammy Nobles, acompañada de su familia, “demandó por 100 millones de dólares en daños y perjuicios al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y al Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS)”, del Gobierno estadounidense, por la “negligencia operativa” durante el proceso de investigación del homicidio y por permitir que el acusado cruzara la frontera.

Publicidad

El sospechoso, explicó Telemundo, había atravesado ilegalmente hacia Estados Unidos desde México en marzo de 2022 y fue detenido por agentes de la Patrulla Fronteriza en la ciudad de Río Grande, en Texas, informó la policía de Aberdeen, citada por el Washington Examiner.

“Presentamos esta demanda histórica en honor a Kayla para obtener respuestas sobre cómo ocurrió este fracaso catastrófico y ayudar a prevenir otro asesinato sin sentido”, dijo la familia, de acuerdo con Voz USA.

Publicidad

Era “una niña feliz que quería vivir la vida y se la llevaron. Tenía dos trabajos. Estaba tratando de descubrir la vida siendo autista”.

Madre de Kayla

El abogado de la madre de Kayla Hamilton, Brian Claypool, indicó a los medios que “-según sus investigaciones-” el DHHS accedió a que el asesino se quedara con “patrocinador” que no fue verificado (no tenían lazo familiar). Además, se le dio hospedaje en un “hogar de acogida grupal”:

Lo cita el medio de esta manera: “El DHHS permite imprudentemente que el asesino se quede con un patrocinador ‘no verificado’ que no era un miembro de la familia (...) Al cabo de un mes, se escapa y acaba alquilando una habitación en una casa rodante con Kayla y su novio”.

Quién es alias “El Grillo”: líder pandillero de la Mara Salvatrucha condenado a 634 años de prisión

¿Era pandillero el asesino?

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, según los denunciantes, “tardó en confirmar que el asesino era miembro de una pandilla de criminales llamada MS-13.

El asesino tenía un tatuaje relacionado con la pandilla MS-13. El protocolo del DHS exige que los agentes busquen estos tatuajes (...) El asesino había sido arrestado en El Salvador en 2020 por estar asociado con una pandilla ilícita, avanzó Claypool.

Publicidad

Para el abogado, “todo lo que el DHS tenía que hacer era hacer una llamada telefónica para verificar esto y Kayla estaría viva”.

La MS-13 es una de las organizaciones del crimen organizado más viles del mundo, y los miembros capturados en la frontera no son elegibles para solicitar asilo y permanecerán bajo custodia hasta su deportación, detallaron en el semanario Washington Enquirer.

En Telemundo difundieron que “el sospechoso del asesinato, cuya identidad fue protegida porque era menor de edad al momento del crimen, fue acusado a principios de 2023 por un gran jurado de Maryland de 11 cargos por el homicidio, entre ellos asesinato en primer grado, robo y violación”.

Muestras de ADN recogidas en la escena del crimen llevaron al arresto del implicado, oriundo de El Salvador.

Fue el novio de Kayla quien la halló muerta. Las autoridades manifestaron que la joven fue estrangulada con el cable de un cargador de un teléfono móvil.

La chica, continuó Telemundo, “había hecho una llamada a su pareja que fue al buzón de voz, donde supuestamente quedó registrado el ataque, indicó el semanario Washington Examiner.

Según el semanario, la madre de Kayla dijo: “Simplemente me enoja que esto se hubiera podido evitar si hubieran podido hacer su trabajo en la frontera. Si hubieran hecho su trabajo, entonces no estaríamos aquí ahora haciendo esto”.

El sospechoso, coincidió la prensa estadounidense, “será juzgado como adulto”.

(I)

Te recomendamos estas noticias

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad