Este viernes 14 de junio la Asamblea Nacional jugará un papel decisivo resolviendo si levanta o no la inmunidad de la vicepresidenta Verónica Abad y da luz verde para vincularla al caso Nene por el presunto delito de concusión.

La sesión del pleno está convocada para las 12:35 de forma virtual y será pública, pese a la petición de que se la declare reservada. Dicha reserva solo la puede levantar el pleno de la Asamblea dentro de la sesión que tendría, a su vez, que ser calificada de reservada con el único propósito de conocer los fundamentos y decidir, y todo lo que se diga en dicha sesión no podrá ser público.

El artículo 120 de la Constitución establece, en su numeral 10, que la Asamblea Nacional tiene como atribución “autorizar con la votación de las dos terceras partes de sus integrantes (92 votos) el enjuiciamiento penal del presidenta o vicepresidente de la República cuando la autoridad competente lo solicite”.

Publicidad

La Asamblea resolverá el pedido de la jueza Daniella Camacho, quien en su providencia resaltó que al ser de conocimiento público que Verónica Abad, de quien se solicita su vinculación al caso Nene, cumple funciones de vicepresidenta constitucional del Ecuador, antes de proceder conforme a la ley, para garantizar el debido proceso, el derecho a la defensa y en garantía de los derechos de la persona investigada, e incluso, para que posteriormente no se alegue la falta de algún requisito de procedibilidad, se solicita a la Asamblea la autorización para el “enjuiciamiento penal” de Abad.

La normativa establece dos escenarios: autorizar el inicio del proceso penal, para lo cual se requiere de una mayoría calificada (92 votos), o negar la solicitud, para lo cual se necesita de una mayoría absoluta (70 votos).

El caso Nene se enmarca en la investigación por el delito de oferta de tráfico de influencias que involucra a Francisco Sebastián B. A., hijo de la vicepresidenta. Un audio confirmaría la versión del denunciante ante la Fiscalía, Rommel P., de que le pedían dinero a cambio de un cargo público.

Publicidad

El caso judicial fue bautizado como Nene y la FGE decidió reformular el delito como concusión, solicitó para el 17 de junio la audiencia para este cambio. (I)