NOTICIAS

Publicidad

Adolescente se dirigía al colegio cuando fue interceptada por hombre que intentó llevársela con amenazas

La menor pidió ayuda disimuladamente; cuenta que tocó a una mujer cuando pasó a su lado y que con la mano hacía señas.

Intentaron secuestrar a una adolescente que iba al colegio. Ocurrió en el Guasmo, por la iglesia Stella Maris. Foto: Captura de Video

Publicidad

Eran las 06:50 de este lunes, 14 de noviembre, cuando Mariana salió de su casa con el uniforme del colegio.

Debía caminar tres cuadras hasta la avenida Domingo Comín, en el sur de Guayaquil, para tomar una tricimoto, pero, metros antes de llegar a la principal, fue interceptada por un sujeto de gorra roja y camiseta gris que bajo amenazas se la intentó llevar.

La adolescente, de 17 años, pensó que el hombre le iba a robar y, por eso, se sacó algunas monedas del bolsillo para entregarlas, porque ella no tiene celular.

Publicidad

“Él me tiró las monedas al piso; dijo: ‘No te voy a robar. Tengo una cuenta pendiente con tu papá. Anoche te vi afuera de tu casa’”, relató la menor, que este martes no acudió a clases, porque junto con sus padres fue a poner la denuncia del hecho.

La adolescente explicó que, pese a los nervios, le decía al hombre que la estaba confundiendo, que su familia es cristiana y que no había salido de su casa la noche anterior.

Denuncian intento de secuestro de menor en inmueble del centro de Guayaquil

“Me dijo: ‘Cállate o te entro a plomo’. Yo nunca vi el arma, pero con algo me hincaba en el costado mientras me llevaba con el brazo en el cuello”, relató la menor, que permanece en su casa.

Publicidad

La adolescente aprovechó que una mujer se bajaba de un carro cerca de ella y la tocó. Logró así captar la atención de la mujer para pedirle ayuda, mediante señas, mientras caminaba bajo el brazo de su captor.

Un hombre trató de secuestrar a una adolescente que iba al colegio. Ocurrió en el Guasmo, por la iglesia Stella Maris. Foto: Captura de Video

La mujer y su padre notaron que algo le pasaba a Mariana, porque iba llorando. El morador caminó hacia el sospechoso cuando este trataba de cruzar la avenida con la víctima.

Publicidad

“Él gritó: ‘¡Oye, suéltala!’. Y yo me volteé y grité: ‘¡Papi, papi!’, y corrí hacia el señor y lo abracé. Ahí su hija me tranquilizó y me llevó a su casa”, explicó Mariana.

Luego de cuatro días de estar secuestrada, bebé de dos meses de nacida fue recuperada en Durán por agentes de la Unase

Poco después, el sospechoso salió corriendo. Según la adolescente, tendría unos 40 años y nunca lo había visto en el sector.

Los moradores de la cooperativa 12 de Octubre, cerca de la iglesia Stella Maris, dijeron que no es la primera vez que escuchan un relato como este. Hace un par de semanas, otra joven contó que un hombre trató de llevársela también bajo amenazas.

La situación tiene preocupado al vecindario, pues, pese a que varias cámaras del sector captaron todo lo sucedido, este hombre aún estaría libre. (I)

Publicidad

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Lo último

Auditar empresas públicas

Las instituciones del Estado no deben ser feriadas por acuerdos bajo mesa y chantajes a gobiernos de turno.

Publicidad