Luego que el presidente Guillermo Lasso confirmó la localización sin vida de María Belén Bernal, este miércoles 21 de septiembre, la Asociación de Abogadas Feministas del Ecuador (AAFE) calificó el caso como un “crimen de Estado”. Los restos fueron encontrados en el sector de Casitagua, cerca de la Escuela Superior de la Policía, en el extremo norte de Quito.

En medio de lágrimas, la presidenta de la AAFE, Lissette Pardo, responsabilizó del hecho a la Policía Nacional, debido a que la víctima desapareció el 11 de septiembre, cuando ingresó a la Escuela Superior General Alberto Enríquez Gallo.

La AAFE ha acompañado a la madre de Bernal, Elizabeth Otavalo, en las diligencias judiciales desde que se reportó la pérdida de la abogada.

Publicidad

Presidente confirma que restos de María Belén Bernal fueron hallados y anuncia que femicidio no quedará impune

Según Lissette Pardo, el 15 de septiembre una testigo dijo a las autoridades que debían enfocar la búsqueda en la zona de Casitagua, pero no se tomó atención de aquella información.

Rueda de prensa sobre el hallazgo de María Belén Bernal, desde la Escuela Superior de Policía

Posted by El Universo on Wednesday, September 21, 2022

“La Policía sabía de esa ubicación desde el 15 de septiembre y han tenido a la mamá llorando todos estos días; son negligentes”, reclamó Pardo y anunció que respaldarán a la madre en las acciones legales que emprenda. “Sostenemos que este es un crimen de Estado y así va a ser recordado”, enfatizó la presidenta de la AAFE.

El principal sospechoso de la desaparición y muerte de María Belén Bernal es su esposo, Germán Cáceres, un teniente de Policía e instructor de la Escuela Superior, quien hasta el momento se encuentra prófugo. Por su localización se ofrece una recompensa de hasta $ 20.000.

Fiscalía allanó las viviendas del padre y madre de Germán Cáceres, sospechoso de la desaparición de María Belén Bernal

A las 16:00 de este miércoles está previsto que se realice un plantón en los exteriores del Ministerio de Agricultura, en Quito, para protestar por el caso de Bernal y los femicidios en Ecuador. (I)