La Fiscalía ha solicitado que se convoque a audiencia oral, pública y contradictoria para que se disponga una medida cautelar que impida derrocamientos y modificaciones en el edificio de la Escuela Superior de Policía, que fue escena de los hechos que terminaron en la muerte de la abogada María Belén Bernal.

El pedido surge días después de que el presidente Guillermo Lasso anunció su intención de demoler el edificio que sirve de dormitorio de oficiales una vez que se cumplan las diligencias legales.

Ocurrió el lunes 26, cuando Lasso fue hasta la escuela policial. Allí volvió a ofrecer disculpas a la familia de María Belén Bernal y señaló que una vez que se termine el levantamiento de pruebas en el edificio de oficiales, este será demolido. En el mismo lugar, anunció, se levantará una nueva estructura con mayor tecnología y vigilancia.

Publicidad

Un teléfono celular, una billetera y pantuflas de María Belén Bernal se encontraron en el edificio de la escuela policial conocido como castillo de Grayskull

La unidad fiscal que lleva el caso pide que la Comandancia General de Policía y la Presidencia de la República, a través de todos sus órganos administrativos y políticos, “se abstengan de realizar derrocamientos y modificaciones del lugar de los hechos”.

En su comparecencia en la Asamblea Nacional, este miércoles 28, la fiscal Diana Salazar dijo que se ha solicitado una orden especial de inmovilización del inmueble en el que se habrían suscitado los hechos, para evitar su destrucción y preservar evidencias.

La estructura está ubicada en la av. Manuel Córdova Galarza, en el sector de Pomasqui. Es un inmueble de cuatro plantas de construcción de hormigón, con fachada color blanco y techo de zinc.

¿Por qué al edificio policial que será demolido se lo llama castillo de Grayskull?

A ese predio se lo llama el “castillo de Grayskull” debido a que no cuenta con cámaras de seguridad y sirve de residencia de los oficiales de turno en esa escuela.

Publicidad

La Fiscalía quiere que se ponga esta edificación a su disposición mientras dure la instrucción fiscal.

La familia de Bernal ya había mostrado su oposición a que se destruya ese edificio. Elizabeth Otavalo, madre de la abogada quiteña María Belén Bernal, víctima de femicidio, se mostró crítica del cierre simbólico de uno de los edificios de la Escuela Superior de Policía Alberto Enríquez Gallo, adonde su hija entró el domingo 11 de septiembre y desde entonces no se supo más de ella hasta que su cadáver fue hallado el miércoles 21 en el cerro Casitagua, cerca de dicho centro de formación.

Un teléfono celular sin tarjeta, pantuflas y una billetera fueron los objetos hallados en el primer piso del edificio, narró Otavalo este lunes, en una entrevista con el medio digital Andrés el mono López.

“Sus documentos encontraron en el primer piso de ese nefasto edificio de Grayskull. (sic) Botaron sus documentos. De ella encontraron sus pantuflas, su teléfono sin el chip y su billetera, en ese edificio del castillo de Grayskull, en el primer piso, debajo de las escaleras, ahí las encontraron”, describió la madre de la abogada asesinada. (I)