Ecuador se ha conmocionado este mes con el trágico final que tuvieron cuatro niñas que inicialmente estaban reportadas como desaparecidas y que fueron halladas muertas.

Los casos han ocurrido en Tulcán, Riobamba y Taisha y los sospechosos han sido parte de sus círculos familiares.

Dos de los casos se abrieron como desaparición involuntaria y uno se maneja como femicidio. Dos de ellos tienen relación al dinero y el tercero se investiga.

Publicidad

Esta es la situación legal en los casos de las muertes de las hermanas Briana y Génesis, de Dana y Aina.

Caso de Briana y Génesis, las menores encontradas muertas en pozo

La noche del 29 de octubre de 2023, Vanessa fue hallada degollada en un terreno baldío cercano al hospital de la ciudad de Tulcán. Brianna y Genésis, las hijas de Vanessa, desaparecieron ese día. Jonathan Daniel Goyes Narvárez, pareja de la madre, pero no padre de las niñas, fue implicado como sospechoso.

Los restos de las niñas de 3 y 9 años fueron encontrados el 12 y el 13 de febrero, respectivamente, en el sector de Angasmayo, en el noroccidente de Tulcán, a 500 metros de la frontera con Colombia. Estaban en pozos de la zona, en estado de descomposición.

Publicidad

Las investigaciones determinan la existencia de una póliza por el valor de 150.000 dólares a nombre de la víctima, de la que el procesado era beneficiario. Ese sería el móvil del crimen de la madre.

Tanto la muerte de la madre como de las niñas se investigan bajo la figura de femicidio.

Publicidad

En los artículos 141 y 142 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) se tipifica y sanciona el delito de femicidio con privación de libertad de veintidós a veintiséis años.

La instrucción fiscal durará noventa días.

Caso Dana, la niña hallada muerta en cisterna

Dana Alejandra R. P. desapareció la noche del 1 de febrero de 2024, en el barrio El Porvenir, en el sur de Riobamba. Según las versiones de los familiares, la menor salió de la tienda y no regresó.

Al inicio se pensó que era una extorsión, pues la familia recibió mensajes pidiendo aparentemente un pago. El padre y la madre de la menor, ambos policías, rogaban que se devuelva a la niña.

Publicidad

En el trayecto, el caso dio un giro. Mauro Ramiro R. M., padre de Dana, fue detenido como sospechoso. También fue detenida Evelyn Jeaneth B. R., sobrina de Mauro. Ella está embarazada.

La Fiscalía los comenzó a procesar por su presunta participación en el delito de desaparición involuntaria. Él tiene prisión preventiva, mientras que la mujer -que se encuentra en estado de gestación- con arresto domiciliario y custodia policial permanente.

Los indicios recabados establecieron que el padre de la niña se encuentra inmerso en la desaparición.

Al parecer, Mauro R. planificó el secuestro para obligar a la madre de Dana a cobrar una póliza de seguros. El policía tendría una deuda que debía pagar con urgencia.

La instrucción fiscal en este caso durará noventa días.

La desaparición involuntaria está tipificada en el artículo 163.1 del Código Orgánico Integral Penal y precisa que “la persona que prive de la libertad, retenga, arrebate, desaparezca, traslade a lugar distinto a una o más personas, en contra de su voluntad y niegue información de su paradero o destino”, será sancionada con pena privativa de libertad desde siete hasta veintiséis años, de acuerdo a las circunstancias del delito.

Caso Aina, la niña de Taisha sepultada en su casa

Aina Tambia, de 2 años, fue reportada como desaparecida. Sus padres acudieron a Fiscalía para denunciar su desaparición en el cantón Taisha.

La madre relató que la tarde del 20 de febrero de 2024 dejó a la niña dentro de la vivienda familiar, ubicada en la ciudadela 6 de Enero, y se dirigió al patio para cumplir tareas domésticas, y que cuando regresó su hija ya no estaba en el inmueble.

El sábado, bomberos con canes amaestrados rastrearon la vivienda y los alrededores de la casa de los padres de Aina.

Como resultado de esta tarea, el cadáver de la niña fue encontrado, enterrado debajo de la vivienda. Ella falleció como consecuencia de un trauma craneoencefálico.

Génesis Delia K., de 22 años y madre de la niña, está procesada por la desaparición involuntaria con resultado de muerte de su hija.

La Fiscalía la procesa con base en el artículo 163.1 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que tipifica y sanciona el delito de desaparición involuntaria con resultado de muerte con privación de libertad de veintidós a veintiséis años. (I)