Guayaquil es conocida por su gran cantidad de modernos centros comerciales; y Policentro al ser el primero -aquel que inició este boom local de grandes complejos de compras- ha servido de referente para que hoy, en nuestra ciudad, existan más de una veintena de ellos de similares características.

Hace 40 años los guayaquileños solían realizar sus compras en el centro de la ciudad, por lo que resultó totalmente innovador que se abriera un complejo de almacenes en el norte, una zona que estaba en pleno proceso de desarrollo. A partir del Policentro reventó el urbanismo en el sector, promoviendo el nacimiento de avenidas como la Francisco de Orellana.

En 1979 un grupo promotor italiano propuso el proyecto a la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil. La visión en conjunto permitió romper un paradigma comercial donde las transacciones y los diferentes tipos de negocios se hacían en sectores específicos de la urbe.

Han pasado poco más de cuatro décadas desde que el Policentro abrió sus puertas para acoger a sus visitantes.

En la actualidad Policentro es el único centro comercial que posee los cuatro almacenes y cuatro bancos más importantes de nuestro país: De Prati, Supermaxi, Pycca, Juguetón, Banco Pichincha, Banco Bolivariano, Banco Guayaquil y Banco del Pacífico, más una gran variedad de locales, 120 en total adicionales a las 35 islas, que comercializan diferentes mercaderías y servicios. Policentro se compone de dos pisos; la mayoría de sus locales se encuentran en la planta baja. Tiene siete avenidas con locales a los lados e islas en el centro. Cuenta con tres plazoletas destinadas a locales de comida y una playa de parqueos que permite recibir cómodamente y con seguridad a un promedio de 8.000 vehículos diarios.

El nuevo sitio de paseo

Remontándonos a la historia, hace 42 años, Policentro se presentaba como una pequeña ciudad de compras climatizada. Este moderno lugar era el nuevo sitio de paseo de los guayaquileños, con locales inolvidables como los Policines (funcionaron hasta 1994) y la pista de patinaje (operó hasta 1982 donde hoy está Juguetón).

A propósito del recordado “Policine” durante el 2020 y 2021 adaptaron esta actividad en formato “autocine” como opción de recreación y de manera segura por el Covid – 19 (distanciamiento) para familias y amigos guayaquileños. La Segunda Edición del PolicineAuto se desarrolló durante cuatro domingos consecutivos desde el 25 de julio.

Antes de la pandemia recibían diariamente un promedio 25.000 personas, actualmente el aforo varía de acuerdo a las disposiciones de las autoridades locales y nacionales.

El cariño y sostenida acogida por parte de sus visitantes es porque continúan conservando su concepto de lugar familiar, y la disponibilidad de tener todo en un mismo lugar compras, pago de servicios, restaurantes, siendo esta la preferencia de los usuarios.

Aquí, muchas personas vivieron sus primeras experiencias. Desde el primer cine en un centro comercial, la primera pista de patinaje, la tradicional prendida del árbol de Navidad, entre otros momentos que nos han convertido en un lugar icónico de la urbe.

En 1979 un grupo promotor italiano propuso el proyecto a la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil. La visión en conjunto permitió romper un paradigma comercial donde las transacciones y los diferentes tipos de negocios se hacían en sectores específicos de la urbe.

Ficha empresarial

  • Fecha de creación: Inaugurado el 25 de julio de 1979.
  • Fundador: Un grupo promotor italiano en conjunto con la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil a través del Sr. Gabriel Roldós Garcés, director de predios urbanos de esa entidad.