Cecilia Ansaldo Briones

  • Elegir al maestro

    Sigo convencida de que el nombre famoso no convierte a los pensadores o escritores en maestros.

  • Sin salida

    Debo confesar el temor a salir por las noches que tuve que vencer, en esta ciudad peligrosa. Pero habría lamentado perderme la obra.

  • El quinto mandamiento

    El sistema de justicia de este país nos debe la simple y ejecutada aplicación de la ley. No podemos seguir dando al olvido tanto caso de agresión.

  • Tongolele no sabía bailar

    Ramírez tiene la habilidad suficiente para salpicar de humor situaciones en las que hay gente que se juega la vida.

  • El pesimismo práctico

    Los discursos políticos no nos atrapan y las religiones emergen de una prédica que estuvo guardada en el inconsciente o se callan para siempre.

  • La manía lectora

    Una adultez que practica la lectura conoce la sensación –solo la sensación– de lo infinito. Siempre hay un libro más, un tema nuevo.

  • Mi ciudad y su río

    ... Respirar al Guayas ampliaba los pulmones y sembraba en el alma gran sensación de libertad.

  • Cuerpo presente

    El lector de la prensa recordará los casos –tan escandalosos en su momento y ya tan olvidados– de esa cadena de víctimas del oprobio machista.

  • Desigual diciembre

    ¿Todo esto por el Niño Jesús? Bueno fuera. “Yo soy ateo, pero me encanta la Navidad”, decía un amigo.

  • Joyas

    El oro y las piedras preciosas tienen historia propia e historia teñida con sangre.

  • Valoración del pasado

    Cuán próximos o distantes están los jóvenes actuales de ese tiempo pasado que ha conducido al Ecuador a las realidades que nos agitan y perturban.

  • Historias imaginarias

    Lo más interesante es que la fantasía no es insustancial ni gratuita. Está poblada de nuestros fantasmas ocultos o ilustra los sueños anhelados...

  • El malestar de los feriados

    Felices los que se ganan la vida dedicados a profesiones para las que están vocacionados.

  • Tiroteos masivos

    El fuerte tiene que eliminar al débil, al equivocado, al diferente. En esa dualidad nos hemos educado.

  • Negritud literaria

    La deseada es una novela que nos enfrenta a lo diferente que está frente a nuestros ojos.

  • Extirpando el racismo

    ¿Soy racista?, ¿en qué momento surgió la conciencia de “esa” diferencia?

  • La orden es cambiar

    Me molesta sufrir choque con mis propias experiencias cuando constato que he cambiado, pero no para bien.

  • Estilos de expositores en la Feria Internacional de Libro

    Cada expositor trae consigo experiencias e información que superan la rigidez de un texto.

  • Qué leer

    A los adolescentes que se atragantan con historias de misterio y romance, deberían ayudarlos a ver que la literatura sirve más que para un rato de ensoñación.

  • ‘La intuición de la isla’

    Don José es un autor de la madurez, que dejó pasar décadas entre su primer par de novelas y el grueso de su producción.

  • Mi delirio sobre el Chimborazo

    Impresiona saber que esta, una de las 10.000 piezas escritas por Bolívar, ha producido tanto caudal.

  • Moral y cívica

    Yo creo que cada materia es proclive a la enseñanza –por mención, ejemplificación y orientación intelectual– de principios de conducta.

  • Ñamérica

    Ñamérica es el continente más desigual del mundo, donde 420 millones de habitantes sitúan sus necesidades en una desajustada escala que marca pobreza.

  • Señor presidente

    Al año del nuevo gobierno, muchísimos estamos decepcionados.

  • En las faldas del Pichincha

    Cualquier esfuerzo por conocer esos pasajes de nuestra historia tiene que complementarse con esta gran novela.

  • Calidad de vida

    Ahora aspiro a ese mediano pasar, sin demasiados sobresaltos, abundoso en pensamiento y reflexión, y nutrido de las voces con quienes conversar es un arte.

  • Evasión

    ... para eso existe la ficción, entre otros motivos, para consolarnos de lo que nos niega la realidad...

  • Voces líricas

    Soy consciente de que los gustos y las necesidades poéticas han cambiado.

  • La casa

    ¿Habrá que volver a los archivos o simplemente será cosa de mirarnos los unos a los otros?

  • María Magdalena

    Si el gran José Saramago escribió El evangelio según Jesucristo, la española Cristina Fallarás se atrevió con El evangelio según María Magdalena.