• Como la flor

    Lo cuir, como toda reflexión sobre el género, es esencial en la literatura, porque nos permite hablar del amor.

  • Orgullo y prejuicio

    La coyuntura me obliga a aplaudir el gesto del Gobierno ecuatoriano respecto a la históricamente postergada creación de la Subsecretaría de Diversidades.

  • Lengua nicaragüense

    En esa tierra, y justamente gracias a Darío, ocurrió el renacimiento de la lengua que hablamos la mayoría de los latinoamericanos.

  • El color de la granada

    uando un gran libro llega a mi colección, la fiesta interior es intensa.

  • El lenguaje del mar

    Son poderosas las nuevas voces de la poesía ecuatoriana, están decididas a la valentía, a la memoria, y, si cabe, a la odisea.

  • Jardín transparente

    Los versos de Camila Peña nacen de una escritura tan traslúcida como las gotas de agua que puedo imaginar precipitándose sobre un jardín.

  • Crónicas salvajes

    Miguel Ángel es eso: un contador de historias. Para eso ha nacido y a eso se ha dedicado. Y a viajar, porque él no quiere mentir a sus lectores.

  • Madera

    Nada, ni siquiera el arte, resulta indispensable en este mundo, sin nuestra propia voluntad.

  • Sin partidos no hay paraíso

    Quizá el gran desafío para el Ecuador del siglo XXI es lograr partidos políticos serios, comprometidos con el bienestar de la población.

  • Los desvelos

    La deshumanización tiene que ver, horrorosamente, con la pérdida de la capacidad de juzgarse a uno mismo.

  • La patria de Pessoa

    Sabrina Duque es otra prueba irrefutable de la existencia de la literatura de no ficción.

  • Frailejón

    La montaña me ofrece ese tipo de lecciones: vivir el aquí y el ahora, este instante, nada más existe, nada más vale la pena.

  • Conciencia india

    Los cuatro años que dura un periodo presidencial, las elecciones, el amor o el odio de los políticos, son sólo un parpadeo.

  • Volver al Ilaló

    Las citas esenciales no se postergan, simplemente suceden en el momento oportuno.

  • Apu Pichincha

    La muerte nos pertenece a todos. Es el destino que compartirnos inevitablemente. Algún día nos llegará. Tarde o temprano. De un modo u otro.

  • El desterrado

    En esta ocasión he encontrado en sus páginas la presencia, siempre dhármica, de Franz Kafka.

  • De Calibán a Quito

    He elegido esas descripciones, precisamente, porque son geniales, exactas y muy certeras de lo que sigue siendo esta ciudad.

  • La muerte de los dioses

    Los dioses siempre desconocen su propio destino. Por eso mueren. Por eso no mueren.

  • Jorge Rodríguez

    Tenía tantas pasiones: su familia, los deportes extremos, la aviación, la economía y la lucha implacable contra la corrupción.

  • Rosalía y el 'cante jondo'

    El género medular de las creaciones musicales de Rosalía es, sin duda, el flamenco.

  • 'Innúmera', la revista de la Pedrada Zurda

    La 'Innúmera' es la prueba fehaciente de que los miembros de la Pedrada Zurda, al menos aquellos de los que yo tengo noticia, siguen tan activos e irreverentes como ayer.

  • Ruth Bader Ginsburg

    La figura de Ruth Bader Ginsburg se convierte en un legado de madurez, tolerancia y humanismo.

  • La flor de la canela

    Chabuca Granda sabía, creo yo, que el destino de América Latina tenía que ver con la música.

  • Aurora

    La vida espiritual, sin duda, es trascendente, y es atributo de la libertad la experiencia de la fe. Pero las leyes son otra cosa, están y deben estar fuera de la fe.

  • Un mar de nubes

    La contemplación del horror es, pienso, uno de los actos de mayor desafío espiritual.

  • Potencia cultural

    La profunda incomprensión de la situación de la cultura le lleva a ese ministerio a recrear situaciones de grave irrespeto a los artistas.

  • Del Premio Espejo y otros demonios

    Que además de la pensión vitalicia, como plantea Paola de la Vega, se valore y preserve el legado de nuestros galardonados...

  • Mantras

    He llegado a aceptar que no leeré todos los libros de mi biblioteca. Esa idea, incluso, ya no me causa ansiedad. T

  • Lupe Rumazo

    Ha llegado la hora de reconocer el aporte de Lupe Rumazo en la literatura ecuatoriana, es urgente, se trata de un acto de justicia histórica.

  • Últimas postales de Nueva York

    Sostenía Constantino Kavafis que, al emprender nuestro viaje a Ítaca, debemos pedir que el camino sea largo.