Oferta exclusiva de Aniversario
  • Día Mundial de la Paz

    Uno de los pilares de construir la paz anhelada es valorar la vida humana. Toda vida humana.

  • Jóvenes exigen: Alto a la violencia

    Vivimos en un mundo de repeticiones, donde ser diferente parece un certificado seguro a la condena social sorda pero eficaz.

  • Demandas y presiones

    En democracia hay que respetar resultados, hay que aprender a oír otras voces diferentes...

  • De pie

    Los encuentros para hablar de seguridad, sobre cómo acabar la violencia, se multiplican; pero corremos el riesgo de salir peor de lo que entramos.

  • Esmeraldas

    Me conmovió el interés por los diferentes temas abordados, qué es la paz, la relación entre educación y violencia.

  • Fanáticos violentos

    Pedir ayuda cuando se la necesita, mostrarse vulnerable es una fortaleza, porque manifiesta que las soluciones dependen de todos.

  • La cara humana de la ética

    No son ángeles con alas, son como nosotros, tienen errores, pero muchas virtudes y es bueno agradecerles porque lo han hecho no un día, sino muchos días.

  • El perdón y la justicia

    ¿Será posible dejar de ser víctimas, para ser actores, no en contra sino a favor, no solos sino como partes de un todo?

  • Propuesta

    Objetivo a lograr: conocer regiones y personas diferentes a su entorno habitual, aprender de ellos y a su vez aportar sus diferencias.

  • De la crisis salimos juntos

    Hay que escuchar las diferentes propuestas, asumiendo las factibles que beneficien a los más necesitados, sin excluir a priori a nadie.

  • Asombro

    Nos falta para comportarnos como el minúsculo grano de arena que somos en la vastedad del Universo.

  • Sala de parto

    Los diálogos por comenzar pueden ser el punto de quiebre que marquen la ruta a seguir para asumir el desafío de crear institucionalidad y Estado.

  • Conflictos y diálogos

    Cuando dialogamos, en general, estamos dispuestos a aprender algo del otro.

  • La espera

    El país entero está detenido en ese presente, que nos duele, nos angustia, nos desorienta, desequilibra.

  • ¿Qué nos queda?

    Nos queda la terca, la testadura, la berraca esperanza, esa hija de la realidad y la utopía.

  • Trabajar en lo social

    Abordar con eficiencia los grandes problemas humanos necesita de personas que puedan ayudar a encontrar soluciones a los problemas de la justicia.

  • El alma de la nación

    No hace falta un comité de notables para descubrirlos, solo una red de interesados en descubrir las maravillas de humanidad que nos rodea.

  • ¿Por qué lo hace?

    Estoy bien conmigo misma. Camino menos, exijo más, me río más, me emociono más, soy más vulnerable al dolor ajeno.

  • ¿Qué nos pasó?

    La paz la construyen quienes sueñan con días mejores, se ponen de pie y están dispuestos a pagar el precio para lograrlo.

  • ¿Y si lo hacemos nosotros?

    Debemos recuperar la alegría, la esperanza y la tranquilidad. No será un regalo, será fruto de un esfuerzo mancomunado y comunitario.

  • Regreso a clases

    ¿Qué harán los profesores, rectores? Seguir como si nada, aplicar los mismos cuestionarios de siempre...

  • Alternativas a La Roca

    ... somos responsables en determinar qué clase de hombres y mujeres vuelven a la sociedad.

  • La Roca

    Cuando ya no hay nada que perder, se puede recibir todo. Cuando se toca fondo, se puede resurgir.

  • Los Óscar

    Actuar sobre los hechos, salvo cuando corre peligro la vida, no es la mejor vía para resolver un conflicto.

  • Por partes

    Lo único que puede cambiar el mundo es la justicia y el amor, ambas caras de una misma medalla.

  • Los buena gente

    Cuando uno da lo que tanto aprecia, sin esperar nada a cambio, algo se transforma en el mundo.

  • Ser mujer

    Con más años, comprendí que esos derechos se defienden, porque millones de mujeres no los disfrutan.

  • Ser mujer

    Con más años, comprendí que esos derechos se defienden, porque millones de mujeres no los disfrutan.

  • Sí nos importan

    No estamos dispuestos a convertirnos en marionetas de los que hacen del poder un látigo para amedrentar.

  • Rehabilitación y castigo

    ¿Cómo integrar en la ciudadanía a aquellos que de alguna manera siempre estuvieron fuera?