El director técnico colombiano Luis Fernando Suárez clasificó a Ecuador al Mundial 2006 y en ese torneo hizo historia al llegar hasta los octavos de final. Antes, en 1997, había fijado otro récord hasta hoy vigente: es el único técnico que acabó invicto con la Selección en una Copa América, la de Bolivia 1997. Suárez (60 años) fue entrevistado ayer por el diario El Espectador, de Bogotá, y se refirió al juego de mañana, por la eliminatoria rumbo a Catar 2022, en Quito, entre ecuatorianos y cafeteros.

¿Qué fortalezas ha observado en Ecuador en sus primeros tres partidos eliminatorios?
Tiene velocidad, juventud y la potencia que siempre los ha caracterizado. También aprovechan bien el tema de la altura: así lo demostraron en la victoria 4-2 contra los uruguayos, sobre todo terminando los tiempos, que son los momentos en los que quedan en evidencia los jugadores que no están adaptados a ella. En el acto de buscar rápido el arco contrario, hicieron cosas interesantes, a pesar de que es un equipo nuevo y son pocos los que, por su experiencia, sostienen el conjunto. Tienen bases en el temple que han demostrado en el pasado, y están motivados.

¿Y sus debilidades?
Su mayor falencia puede ser que no tenga mucha experiencia, pero eso depende de cómo lo aproveche el entrenador.

Publicidad

¿Considera que Colombia puede sacar ventaja teniendo en cuenta de que posee futbolistas más experimentados?
Puede ser. Es una situación en la que uno puede pensar que el colombiano sabe manejar los aspectos que acabo de mencionar. El uruguayo le tiene mucho temor a la altura, mientras que el jugador colombiano está más adaptado, sin olvidar que la mayoría militan en Europa. Poseen la huella de jugar en la altura, a la cual no le tienen tanto miedo. Colombia ha tenido buenos resultados en Quito. La altura no es tan ventaja para Ecuador contra Colombia.

¿Cuál es el ADN del futbolista ecuatoriano?
Tienen una característica de raza: son muy potentes. La mayoría de los jugadores son de raza negra y, dependiendo la región, son diferentes. Son distintos los de la altura a los de Esmeraldas, que son más parecidos a las personas de Tumaco o Buenaventura, en nuestro país. La velocidad que tiene el ecuatoriano es buena y han aprendido mucho de distintos aspectos futbolísticos. El desarrollo que han tenido en los últimos 20 años ha sido sideral, gigante. Antes les costaba entender propuestas tácticas y ahora son mucho más aplicados y poseen experiencia internacional. Nosotros siempre trabajamos allá con futbolistas del medio local y ahora una gran mayoría juega afuera, pero tampoco dejan de lado los que militan en la liga local.

¿Cuál es el proceso de Liga (Q) e Independiente del Valle para obtener éxitos internacionales?
Han hecho cosas totalmente diferentes, incluso a nivel local. Liga fue campeón de la Copa Libertadores y la Sudamericana. Es un club de socios muy organizado: parecido a lo que es el Deportivo Cali. E Independiente es una clara muestra de cómo se deben hacer las cosas. Es una institución que tiene una propuesta bastante buena desde la base, trabaja de manera seria en las divisiones menores, no solo para formar futbolistas sino personas integrales. No me atrevería a decir que eso es producto de una propuesta de país, más que una de clubes. Esos procesos los puede aprovechar el director técnico de la Tri. (D)