DEPORTES

Publicidad

Aucas: de la mediocridad habitual a la lucha por ganar la LigaPro 2022; tiene tres campañas notables en 43 presentaciones en la serie A

¿Cuáles fueron, además de la actual, las otras dos mejores temporadas de los auquistas en el campeonato nacional? Hoy son líderes del torneo.

Agustín Delgado ( i ) y Gustavo Figueroa, los dos atacantes del Aucas en el 2004. Foto: Archivo

Publicidad

Actualizado el 

No ha terminado el campeonato 2022 de la LigaPro y por aquella situación es imposible afirmar en este momento, de manera rotunda, que la campaña que está en curso es la mejor que ha realizado Sociedad Deportiva Aucas en la historia de sus participaciones en el torneo nacional.

En 43 actuaciones en la serie A, incluida la edición que está en marcha, Aucas tiene dos desempeños previos que son más sobresalientes que el actual, hasta hoy (ha disputado el 66% de las versiones del torneo).

No obstante, de clasificar a la final Aucas aseguraría, como mínimo, el segundo lugar del podio. De ser así los capitalinos podrán presumir de haber cumplido una temporada superior a cualquier otra del club. La notable secuencia de 15 partidos invicto que hoy ostenta no es aplicable al rango de mejor presentación anual, a nivel global. Es una magnífica racha, nada más.

Publicidad

Tercero, hace 53 años

En 1969 Aucas protagonizó una sensacional faena al rematar en el tercer casillero, entre catorce escuadras. Completó 36 puntos, uno menos que el subcampeón América, y quedó a seis de Liga de Quito, coronado como monarca. Con una plantilla en la que destacaban los paraguayos Eusebio Rolón, Claudio Lezcano, Roberto Schettina y Félix Orrego, más los tricolores Miguel Pérez, Gustavo Guerrero, Mario Benavides, Bolívar Domínguez, entre otros, los auquistas fueron la revelación.

Barcelona SC no pudo con ese Aucas, con el que igualó a 2 en el estadio Modelo y perdió 1-0 en el Atahualpa. También se recuerdan las victorias 3-2 y 3-1 sobre Liga (Q) y Deportivo Quito, en ese orden.

Publicidad

La otra temporada atípica del Aucas, por su condición positiva, fue la del 2004. Tal vez pudieron llegar más lejos, pero al desvincularse Luis Fernando Suárez, contratado como entrenador de Ecuador a mitad del campeonato, el cuadro amarillo naufragó. Con el colombiano estuvo invicto doce jornadas.

2004, plantel respetable

Publicidad

Estos fueron algunos de los elementos del Aucas 2004: Agustín Delgado, René Higuita, Gustavo Potro Figueroa, Enrique Rambert Vera, Pablo Palacios, Mario Lastra, Jairo Campos, Renán Calle, Osvaldo Minda, Óscar Villarreal, Vilson Rosero, Elvis Bone, Facundo Corozo.

La primera fase la ganaron los auquistas con autoridad. Sumaron 36 puntos, y quedaron arriba de Liga de Quito (30) y Deportivo Cuenca (29). En la siguiente ronda el desplome se confirmó con un sexto casillero, y en la liguilla final se desinflaron por completo: últimos con una victoria, la peor ofensiva (once goles anotados en diez partidos) y la defensa más débil (19 recibidos).

El arquero René Higuita (i) y el DT Luis Fernando Suárez, que no terminó la campaña, pilares colombianos de Aucas en el 2004. Foto: Archivo

No se repuso el grupo a la salida de su adiestrador. Javier Álvarez reemplazó a su compatriota Suárez, pero no halló la fórmula para que el equipo rindiera. Además, se produjeron las bajas del Tin Delgado -transferido a los Pumas de la UNAM- y de Higuita -suspendido por consumo de sustancias prohibidas-.

Pero pese a esa catástrofe el legado de Suárez, por lo hecho en el arranque, se evidenció en la tabla acumulada del 2004. Aucas la comandó con 62 unidades, cinco más que el campeón Deportivo Cuenca.

Publicidad

Con el técnico César Farías -el venezolano que ve “cosas asquerosas” en el balompié del país- los orientales mandan en la segunda etapa del 2002, cuando faltan cinco jornadas para que esta concluya. En la acumulada los de la capital también están al tope, con 48 unidades en 25 encuentros (los escolta Liga de Quito, con 47 puntos) y apenas tres derrotas.

Malas campañas

Los magníficos números de 1969, 2004 y 2022 contrastan con las estadísticas pobres, y en algunos casos terribles, que exhibe Aucas desde 1957 en el campeonato ecuatoriano. En esa edición inicial solo compitieron cuatro conjuntos y el título se lo llevó Emelec. El plantel indio registró dos marcas negativas: culminó último y fue el primero en la historia del certamen en perder como local, cuando en Quito los eléctricos los doblegaron 4-3.

Aucas estuvo ausente en 1960 y 1961 y la reaparición en 1962 resultó fatal: fue octavo entre ocho participantes y no ganó ningún juego. Recién en 1963 celebró un triunfo al imponerse 2-0 al River Plate, de Manta. En la década de los años 60 los auquistas no intervinieron en cuatro campeonatos, incluido el de 1964 cuando Deportivo Quito aprovechó una enorme ventaja: no se inscribieron los poderosos representativos de Guayas. Así los chullas le dieron a AFNA su primera estrella nacional.

En los 70 la mediocridad se hizo costumbre en Aucas, que no dio señales de la vida en la serie A en 1971, 1972, 1973 y 1974. Volvió a la categoría máxima en 1975 para hacer una buena segunda fase -luego de una deslucida etapa de apertura- lo que le permitió meterse al pentagonal final. En esa instancia fue antepenúltimo, detrás de Liga de Quito y Deportivo Cuenca (en la suma total de puntos se colocaron cuartos).

Equipo ascensor

En 1977 el llamado ídolo quiteño se consolidó como equipo ascensor, la vergonzosa denominación futbolera que reciben los clubes que suben y bajan constantemente. En la primera ronda de esa temporada descendió a la serie B, junto con América. Obtuvo el boleto de regreso a la A para jugar en ese circuito solo en el segundo semestre de 1979, pero de inmediato cayó a la B. Allí permaneció entre 1980 y 1981. El ascensor puso al Aucas en la serie A en 1982 y se quedó arriba hasta 1984. El 23 de septiembre de ese año Filanbanco lo goleó 3-0 en el Modelo y lo fletó de vuelta a la B.

Entre 1987 y 1990 actuó en la categoría mayor. Bajó y en 1991 estuvo brevemente en la B. Pero de 1992 al 2006 Aucas disfrutó de su estancia más extensa en la serie de honor en toda su historia: 15 temporadas consecutivas en la A. Sin embargo, el 22 de octubre de 2006 se despidió de la categoría al situarse en el sótano de la segunda etapa. Lo que sucedió después de esa fecha fue un verdadero calvario para el equipo que hoy sueña con ser campeón y vivir su hora más feliz. En 1998 fue tercero en la general, a diferencia de 1969, cuando se midió contra todos, hace 24 años Aucas jugó varias etapas en las que no tuvo choques con el total de los competidores del torneo.

‘Aucas ha recibido propuesta inmorales y anónimas’, dice el club quiteño para explicar las ‘cosas asquerosas’ que denunció César Farías

En serie B y en segunda

Entre el 2007 y el 2014 Aucas alternó estancias en la serie B y en la segunda división. Ese también fue su periodo seguido más largo ausente de la A. Tras ocho campañas en el infierno todo era alegría para los orientales, porque en el 2015 estuvieron nuevamente junto a los mejores del país. Repitió en la serie A en el 2016, pero al cierre de esa fatídica campaña el ascensor marcó planta baja: descendieron los auquistas, para variar.

Del 2018 a la fecha Aucas ha conservado un lugar en el circuito de privilegio y en este 2022 es candidato para revolucionar su historia. Puede ser uno de los actores de la final de la LigaPro, lo que le permitiría luchar por un galardón nacional que el club quiteño, fundado hace 77 años, nunca ha conseguido. (D)

En Star+ tenemos películas, series y deportes exclusivos en vivo de la LigaPro y ESPN. Suscríbete aquí

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Lo último

Hablando de nuestra refinería de Esmeraldas

Cuando nuestro oleoducto se afecta no se suspende el transporte del crudo, usamos el oleoducto colombiano.

Publicidad