Antes de la pausa de la LigaPro, Aucas anunció la salida de un grupo de jugadores, los que empiezan a ser sustituidos, aunque no se alcanzará el número de salidas para lo que será el segundo semestre de la temporada.

De momento, la directiva oriental definió la llegada de dos jugadores, el central Fabricio Fontanini y el mediocampista Gonzalo Verón, futbolistas argentinos conocidos del director técnico Héctor Bidoglio, con cuyo aval llegan para reforzar al equipo oro y grana.

Estoy conforme con lo que he visto de ellos en estos días de trabajo, hay mucha predisposición”, señaló el estratega este lunes en la presentación oficial de los argentinos, llegados al país dos semanas atrás.

“Héctor los dirigió, son gente que viene a sumar. Los jugadores saben que vienen a una gran institución, saben lo que es Aucas en este país, seguro que en el equipo que estamos armando serán baluartes importantes”, indicó Andrés Báez, gerente del club oriental.

Publicidad

Verón habló de llegar a “una liga muy competitiva” y del “compromiso” por vestir la camiseta del ídolo capitalino.

“Fue fácil decidirme por llegar a Aucas”, dijo el volante de los orientales, referenciado por el capitán Víctor Figueroa, “un jugador de mucha jerarquía”, apuntó.

Verón y Fontanini jugaron juntos entre 2013 y 2015 en San Lorenzo de Almagro, club con el que consiguieron el título argentino del 2013.

“Sabía que venía Fabricio, con él trabajamos antes en San Lorenzo, hemos conseguido cosas importantes y daremos todo para estar arriba. Hay un gran equipo y queremos apuntar a pelear los primeros lugares”, comentó.

Por su llegada, el técnico Bidoglio dijo “estar contento”, aunque destacó que el grupo ahora “es más corto por dar de baja a otros jugadores”; sin embargo, enfatizó en la “confianza” que genera “un proyecto con jugadores jóvenes”.

Según adelantó Báez, Aucas buscará refuerzo “para una posición más”, con lo que cerraría su plantilla para lo que resta del 2021. (D)