Fue evidente. Pero el informe de incidentes del Clásico del Astillero del domingo da cuenta y razón de los “incidentes graves” en la general de la av. Quito del estadio George Capwell, situación que motivó la suspensión por “cinco minutos” del segundo tiempo del duelo entre Emelec y Barcelona. El documento además señala que “no fue proporcionado el informe de taquilla” en un escenario que tenía habilitado el 50 % del aforo por protocolos anti-COVID.

En el juego de la jornada undécima de la segunda ronda de la LigaPro Serie A, los eléctricos se impusieron por 2-1 con doblete de Joao Joshimar Rojas; el uruguayo Gonzalo Mastriani anotó para los toreros.

El partido fue conducido por el árbitro Augusto Aragón. Y en una foja con título “Informe de incidentes” se indica: “Al minuto 47 de juego (segundo tiempo), el teniente coronel de la Policía Nacional Isauro Vallejo, jefe del operativo, dispone que se suspenda el juego, debido a los graves incidentes que ocurrían en la general de la av. Quito, todo esto entre hinchas del Club Sport Emelec, por lo que le indiqué al cuarto árbitro, señor Marlon Vera, sobre la disposición del jefe de operativo policial, por lo que se procede a la suspensión del partido al minuto 49″.

Y continúa: “Estos incidentes graves por la cantidad de personas que participaban en los mismos en la ubicación de la general de av. Quito se daban entre hinchas del Club Sport Emelec y consistían en agresiones físicas entre ellos, observándose lanzamientos de botellas y otros objetos contundentes a más de golpes de puño y puntapié. Las agresiones por parte de los hinchas del Club Sport Emelec también fueron a los miembros de la Policía Nacional ubicados en esta general de la av. Quito”.

“Las garantías luego de la intervención de los elementos de la Policía Nacional en un número considerable se establecen después de cinco minutos de suscitados los incidentes mencionados, por lo que se procede a reanudar el partido”, finaliza el apartado del documento que habla sobre lo sucedido al iniciarse el complemento del Clásico.

El informe arbitral habla también del encendido de bengalas antes y durante el partido, en cuatro ocasiones. Por seguridad, estas acciones están prohibidas.

Disturbios previo al Clásico. Foto: El Universo

Ya en la previa del Emelec-Barcelona se habían presentado disturbios en los exteriores del escenario azul entre sujetos simpatizantes del elenco millonario.

Sin informe de taquilla

El documento también, en uno de sus puntos finales, señala que “no fue proporcionado el informe de taquilla” del Clásico disputado en el Capwell.

Por disposición del Comité de Operaciones de Emergencia (COE), los estadios de la LigaPro tienen permitido el 50 % del aforo desde este octubre. Así, el escenario guayaquileño podía contar con aproximadamente 20.000 aficionados, una realidad cuando menos cuestionada por lo observado en imágenes de TV y fotografías compartidas en redes sociales. (D)