El abogado Andrés Holguín aclaró la situación de Miller Bolaños, quien según José Pileggi, presidente de Emelec, “está desaparecido desde octubre”. El jurista aclaró que el Killer es jugador libre tras “configurarse” un despido intempestivo en noviembre, además de tener una demanda interpuesta ante la Federación Ecuatoriana de Fútbol en reclamo a los azules por haberes pendientes. Un caso similar es el del atacante Brayan Angulo.

“Todo se origina con las declaraciones de un directivo de Emelec después del Clásico del Astillero (12 de noviembre) y en plena cancha del estadio Capwell, cuando se informó que los dos jugadores (Bolaños y Angulo) habían sido separados del equipo, en una decisión disciplinaria de la Comisión de Fútbol con palabras textuales: que ‘no iban más en Emelec’, y conminaba al agente de los jugadores a buscarles equipo. Sin más, se configuró el despido intempestivo de los dos jugadores, por más que luego dijeron que esa persona no era directivo”.

Emelec no decide qué hacer con el ‘terrible’ Miller Bolaños: los 8 sonados actos de indisciplina del ‘Killer’

A tres meses de esas declaraciones, “Miller Bolaños ya no pertenece a Emelec”, dijo Holguín en Fútbol sin Cassette, medio al que reveló además que posteriormente al hecho los dos jugadores recibieron “comunicaciones aparentemente adulteradas de algún directivo; eran hojas de Emelec, pero las firmas eran pegadas como un recuadro”, señaló.

Publicidad

Holguín dijo que se comunicó a la dirigencia eléctrica sobre el particular, ocasión que se aprovechó “para informar y abrir el plazo de quince días para que se pague a los jugadores dos meses de deuda que se tenía a esa época”.

La dirigencia millonaria “no contestó” las comunicaciones y para el 29 de noviembre se enviaron cartas firmadas por los jugadores en las que se informó a Emelec que, de acuerdo a normativas del estatuto del jugador, se daban por “terminados los contratos por falta de pago”.

Dos ‘ilustres’ desempleados: Miller Bolaños y Ayrton Preciado. ¿Nadie los quiere?

El abogado comentó que Emelec presentó trámites de visto bueno “por abandono” contra los dos futbolistas, pero estos fueron negados por los inspectores de trabajo.

Publicidad

Que ahora digan que los jugadores están desaparecidos o no quieren ir a entrenar no tiene sentido. Aquí hay una clara terminación de la relación contractual, que se puso fin en noviembre”, apuntó Holguín.

Con estos antecedentes, el abogado del Killer y el Cuco enfatizó que sus representados “terminaron contrato en noviembre y no tienen relación alguna con el club”. “Por eso, en diciembre presentamos demandas ante la Federación Ecuatoriana de Fútbol y la Cámara de Resolución de Disputas, que es el organismo competente para que pague lo adeudado a los jugadores”, apuntó. (D)