Tras pase de taquito de Juan Ignacio Dinenno, el delantero ecuatoriano Washington Corozo, a los 17 minutos, anotó el gol de apertura de su equipo, Pumas, en el partido amistoso que igualó 2-2 ante el Atlante.

El equipo del jugador ecuatoriano dejó escapar una ventaja de 2-0 sobre su rival que logró el empate a 2 minutos del final, pero se llevó el compromiso amistoso desde los 11 pasos, venciendo a los Potros por 4-3.

El duelo fue peleado en la primera etapa donde participaron los jugadores considerados titulares en el cuadro del Pumas. Corozo mientras estuvo en el campo de juego demostró su buen juego, incluso abrió el marcador.

A los 58 minutos Rogerio amplió la diferencia para Pumas; mientras que en la recta final Atlante descontó, y también consiguió el gol del empate para que todo termine igualado a 2.

El ganador se definió en penales y fue Pumas que se impuso por 6x5.

Corozo es uno de los talentos formados en las canteras de Independiente del Valle, y a sus 23 años destaca en el fútbol azteca donde es una de las figuras de su equipo.

En el 2020, el delantero jugó en el Sporting Cristal de Perú y durante la pandemia fueron meses difíciles para él por el encierro y porque le tocó estar lejos de su familia. El ofensivo tuvo muchas preocupaciones porque ese año, en el sur de Guayaquil, sitio originario de Corozo, hubo un alto índice de mortalidad por contagios.

El apodo de Manchitas, como se conoce a Corozo, se lo pusieron en el complejo de Chillo Jijón, de Sangolquí, Pichincha, al que llegó desde los 14 años.

El ecuatoriano ha logrado compenetrarse bien con Dinenno, con quien ya demostró que la sociedad que forman puede dañar al rival. (D)