Tras comparecer ayer, viernes, ante la justicia británica, Benjamin Mendy fue a prisión preventiva después de las acusaciones por cuatro presuntos delitos por violación y agresión sexual entre octubre de 2020 y agosto de 2021.

El defensa del Manchester City solo habló, a través de un intérprete francés, para confirmar su nombre, su dirección y fecha de nacimiento ante el Tribunal de Magistrados de Chester. Tendrá que responder ante el juez el 10 de septiembre, publica Mundo Deportivo de España.

Según informa la prensa del Reino Unido, los hechos que le imputan a Mendy ocurrieron en su domicilio de Cheshire entre las fechas comentadas y una de las denunciantes sería menor de edad.

Informa la BBC que el internacional francés no mostró ninguna emoción al salir del tribunal, acompañado por dos oficiales al término de una primera audiencia con el juez que ha durado apenas una hora. El abogado de Mendy pidió la libertad bajo fianza. (D)