Escuadras
DEPORTES

Publicidad

Con dos ‘clásicos’ se definen los cuartos de final del Mundial Qatar 2022

Croacia, ante la favorita Brasil, abre la serie. Argentina y Francia llegan como serios aspirantes, Marruecos como la revelación del torneo.

Este viernes inician los partidos de cuartos de final del Mundial Qatar 2022. Foto: EFE

Publicidad

Dos auténticos clásicos históricos, Inglaterra-Francia y Países Bajos-Argentina, alumbran los cuartos de final del Mundial de Qatar 2022, en los que además Brasil y Portugal pretenden hacer valer su favoritismo ante Croacia y la sorprendente Marruecos.

Muchas cuentas pendientes a lo largo de los años, preferentemente en Mundiales, hay en el duelo que dirimirán la oranje y la albiceleste en el estadio de Lusail este viernes a partir de las 14:00 de Ecuador.

Cristiano Ronaldo no entrena con los suplentes

En el recuerdo, imborrable, queda la final del Mundial Argentina 1978, en el que el conjunto de César Luis Menotti, con Mario Alberto Kempes, se coronó campeón universal; los cuartos de Francia 1998, con un postrero tanto vencedor de Dennis Bergkamp; o la tanda de penaltis de la semifinal de Brasil 2014, en la que el cuadro que dirigía Alejandro Sabella logró el pase.

Publicidad

Llega Países Bajos a este encuentro con un camino más regular y hasta más confortable que Argentina. Sin grandes alardes pero con competitividad que insufla desde el banquillo el invicto Louis van Gaal.

La “Scaloneta” derrapó de entrada ante Arabia Saudí y corrió peligro de eliminación. Para su fortuna emergió Leo Messi para guiar el pase y posteriormente para desembarazarse, no sin un susto al final, de Australia.

Los octavos se cerrarán el sábado a las 14:00 de Ecuador en el estadio Al Bayt de Al Khor, el más lejano a Doha, donde se producirá un tremendo ‘derbi del Canal de la Mancha’ entre Inglaterra y Francia, la defensora del título.

Publicidad

Aunque el viaje inglés por el Mundial ha sido más confortable, ha superado cada prueba con escasos sustos, con un Jude Bellingham magnífico, Harry Kane como siempre aportando, a Francia se le ha puesto cara de gran favorito bajo la batuta de Kylian Mbappe.

El delantero del PSG, máximo artillero del torneo con cinco goles, está cumpliendo otro gran Mundial. Imparable. Espectacular. Es el faro de una maquinaria casi perfecta, con un cóctel de enjundia: defensa sobria, Aurelien Tchouameni inapelable en el eje de la medular, Antoine Griezmann decisivo en la generación de fútbol y en el último pase, Adrien Rabiot redivivo y Olivier Giroud indiscutible como estilete.

Publicidad

¿Podrán Kyle Walker y sus compañeros de zaga frenar a Mbappe? Es la gran pregunta. Gareth Southgate confía en un planteamiento que le ha dado resultados últimamente y en el que jóvenes y veteranos parecen haber mezclado para devolver el carácter competitivo a la selección tras tantas frustraciones. Por ejemplo, el Mundial de Rusia 2018, donde alcanzó la semifinal, o la Eurocopa 2020, donde fue subcampeona.

Brasil, la otra gran favorita, seguirá su camino hacia el hexacampeonato ante la siempre competitiva Croacia.

La Canarinha pasó sin problemas su grupo, pese a perder su último partido, como por ejemplo le ocurrió a Francia y a Portugal, y en octavos destrozó a Corea del Sur en una primera mitad primorosa.

Regresó Neymar de su lesión de tobillo con una buena actuación y con un gol, Vinicius abrió la lata y Richarlison expuso su magnífico torneo. Brasil bailó, Tite bailó y la Copa del Mundo sonrió con la alegría de la verdeamarela.

Publicidad

Todo lo que no sea una victoria de Brasil sería una gran sorpresa, aunque enfrente, en el estadio Ciudad de la Educación, en el primer encuentro de los cuartos, el viernes a partir de las 10:00 de Ecuador, tendrá a la actual subcampeona mundial, a la Croacia que dirige Zlatko Dalic y que capitanea el madridista Luka Modric.

Modric comanda el conjunto ajedrezado desde una medular que completan Marcelo Brozovic y Mateo Kovacic. Dispone de la experiencia de Ivan Perisic en la faceta ofensiva y de Dejan Lovren en el centro de la zaga, en la que hace pareja con un Josko Gvardiol que está completando un gran torneo. Y bajo palos Dominik Livakovic, determinante al detener tres penaltis en los octavos a Japón.

Croacia se ha acostumbrado a sufrir. Ya no recuerda el tiempo, salvo la final de Rusia 2018, que hace desde que no tiene que disputar una prórroga o lanzar una tanda de penaltis.

En el estadio Al Janoub le salvó el meta del Estrella Roja, lo mismo que hizo el sevillista Yassine Bono ante España para clasificar a Marruecos por primera vez en su historia para unos cuartos de final.

Su rival de cuartos, no obstante, se presenta este sábado en Al Thumama (10:00 de Ecuador) en un estado de gracia notable. Portugal, que tuvo una fase de grupos solvente que le permitió hasta perder el último encuentro ante Corea del Sur, se desmelenó en octavos ante Suiza, a la que vapuleó en el estadio de Lusail por 6-1.

Fernando Santos sorprendió al dejar en el banquillo a Cristiano Ronaldo. Su sustituto, el benfiquista Gonçalo Ramos, hizo historia con un triplete para rubricar la exhibición de las ‘quinas’. Partido de alta escuela de los Bernardo Silva, Bruno Fernandes, Joao Felix, Otavio, de todo el equipo, que se postula como gran alternativa. No obstante, no se fían de Marruecos. La duda en las horas previas es si volverá a dejar al gran capitán fuera del once.

Unos cuartos, por lo tanto, tremendamente atractivos, con cuatro campeones, una eterna derrotada en finales como la selección neerlandesa, la actual subcampeona, la cuenta histórica pendiente de Portugal y la gran revelación de los leones del Atlas. (D)

En Star+ tenemos películas, series y deportes exclusivos en vivo de la LigaPro y ESPN. Suscríbete aquí

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Lo último

La jubilación

Las soluciones hasta ahora estudiadas, a pesar de que han ocasionado revueltas sociales en otros países, responden a la emergencia y la necesidad.

Publicidad