El futbolista inglés Kyle Walker se encuentra nuevamente en el ojo del huracán luego de que su esposa, Annie Kilner, fuera abandonada estando embarazada de su cuarto hijo en común.

La confirmación de la amante de Walker, Lauryn Goodman, de que el jugador también es el padre de su bebé nacida el pasado verano avivó el escándalo de su doble vida.

Más tormentos para jugador del Manchester City por su infidelidad: a las hermanas de su amante las vetaron de estadios de la Premier League

Ahora, es la hermana de Annie Kilner, Sian Kilner, quien ha decidido hablar públicamente sobre el asunto.

Publicidad

Según Kilner, en la familia se ha generado un gran malestar por el comportamiento de Goodman, quien compartió una foto y un breve vídeo de su hijo mayor con el jugador mientras la esposa de este se encontraba en avanzado estado de gestación.

Así es la vida promiscua de Kyle Walker, jugador del Manchester City y la selección de Inglaterra, a quien su esposa abandonó

“Una vez más nos hemos visto inundados de personas que envían contenido que has subido en un intento de atormentar a mi hermana embarazada y a su familia”, expresó Kilner a Goodman a través de sus redes sociales, dejando claro el malestar generado por la situación.

El texto de la hermana de Annie Kilner insinúa que la esposa de Walker había tendido la mano a la amante para que sus hijos pudieran conocerse y tener relación, pero la acción de Goodman habría enfurecido a la familia y arruinado todo intento de armonía.

Publicidad

Entre Kyle Walker y su amante ‘no hubo sentimientos y no significó nada para él’, dice un amigo del jugador del Manchester City

“Esto solo muestra cuán bajo te rebajarás para llamar la atención. (...) ¿Olvidaste convenientemente que te dieron la oportunidad de conocer a estos medio hermanos pero te negaste? No se trata de demostrar que ‘habla español con fluidez’. Esto no es lo mejor para ninguno de los niños. Se trata, y siempre ha sido, de ti”, acusó la hermana de Kilner y cuñada de Kyle Walker.

El escándalo parece lejos de llegar a su fin mientras la familia Kilner continúa enfrentando las consecuencias de la doble vida del futbolista inglés. (D)