La FIFA ha invitado a los seleccionadores nacionales de fútbol masculino a participar este martes y el jueves en unas videoconferencias, para dialogar sobre un posible nuevo calendario internacional a partir de 2024.

El contacto con los técnicos forma parte del proceso de consultas de la FIFA para modificar el calendario, en el que incluye la posible celebración del Mundial cada dos años que fue planteada el pasado mayo en el ultimo Congreso del organismo y que ya ha abordado con las federaciones nacionales.

La FIFA recordó que su director de Desarrollo del Fútbol Mundial, Arsène Wenger, liderará las conversaciones, que incluirán un amplio abanico de temas, entre ellos, la salud de los jugadores, los periodos internacionales, la frecuencia de las fases finales de la Copa Mundial y otras cuestiones importantes del fútbol.

Wenger, que encabeza el Grupo de Asesoramiento Técnico masculino, consideró que “como seleccionadores de fútbol masculino, su contribución es esencial”.

“Las oportunidades que tenemos para reunirnos son escasas, pero debemos aprovecharlas, porque este diálogo nos ayuda a todos a proteger el extraordinario lugar que ocupa el fútbol en el mundo y a hacer nuestro deporte realmente global”, añadió.

La FIFA recordó que las consultas con todos los grupos de interés continúan y que los aficionados de todo el mundo pueden remitirle sus ideas y comentarios.

Las 204 federaciones miembro de la FIFA recibieron información actualizada al respecto el pasado 30 de septiembre, fecha en la que el presidente, Gianni Infantino, aseguró que solo se harán cambios “si se beneficia a todos”.

El Comité Olímpico Internacional es el último organismo que se ha sumado al debate suscitado por el proyecto de un Mundial bienal, rechazado por la UEFA y las ligas, y expresó hace días su preocupación por el impacto negativo que puede tener en otros deportes.

El sindicato internacional de jugadores (FIFPRO) y el Foro Mundial de Ligas (WLF) también han insistido en que cualquier plan sobre el futuro del fútbol requiere el acuerdo de quienes representan a los empleadores y los empleados de la industria. (D)