Gianni Infantino, presidente de la FIFA, afirmó este jueves que su organismo solo implementará cambios en el calendario del fútbol masculino y femenino si “se beneficia a todos” después del estudio que acometerá su organización y que culminará con un informe “exhaustivo” que se publicará en noviembre de 2021.

Las 204 asociaciones miembro de la FIFA y los 32 miembros de su Consejo, recibieron información actualizada en una cumbre celebrada en Zúrich en la que Infantino, junto a Arsène Wenger, Jefe de Desarrollo Global del Fútbol, y Jill Eliss, entrenadora ganadora de dos Copas del Mundo y líder del Grupo Asesor Técnico de la FIFA para el fútbol femenino, hicieron una presentación detallada de los futuros proyectos de la organización.

La FIFA mantiene sus planes de modificar el calendario con el objetivo de aligerarlo reagrupando las fases de clasificación para evitar viajes con dos ventanas en agosto y septiembre para los clubes y en octubre para las selecciones. Además, también existe la posibilidad de que los Mundiales se disputen cada dos años en vez de cada cuatro.

“Esta primera cumbre ha sido un paso importante en el proceso de consulta, ya que ha proporcionado tanto a los miembros del Consejo de la FIFA como a las más de 200 asociaciones miembro de la FIFA la oportunidad de hacer propuestas, formular preguntas y debatir cuestiones de forma abierta y transparente”, declaró Infantino.

Publicidad

“Queremos adoptar un enfoque holístico con un planteamiento global para este proyecto. La FIFA tiene un evento que dura un mes cada cuatro años y que ayuda a desarrollar el fútbol en 211 asociaciones miembro y en las demás competiciones de la FIFA. La FIFA tiene la ambición de desarrollar el fútbol en todo el mundo, pero esto solo se puede realizar si tenemos más eventos exitosos que se celebren con mayor regularidad”, agregó.

Infantino dejó claro que “la nueva FIFA” está abierta al diálogo mientras su organización se esfuerza por encontrar “la mejor solución posible” para el fútbol femenino, masculino y juvenil tanto en lo que respecta al calendario de partidos internacionales como a la reforma de los torneos finales.

El presidente de la FIFA recordó que el proceso de consulta para abordar las reformas se inició en una primera fase con jugadores y entrenadores de fútbol y ahora se encuentra en una segunda fase en la que participan asociaciones miembro, confederaciones y partes interesadas como los aficionados. Después, se publicará un informe exhaustivo antes de celebrar una cumbre mundial a final de año.

“Tenemos la oportunidad de dar forma a la historia del fútbol, de mirar hacia adelante, de aprender del pasado y de diseñar el futuro porque nuestra visión es hacer que el fútbol sea verdaderamente global. Pero solo haremos cambios si eso beneficia a todos. Nadie debe salir perdiendo en esto, todos deben estar mejor al final del día. De lo contrario, no hay razón para cambiar nada, si el mundo global del fútbol y todos los que están en él no están mejor. Somos conscientes de los diferentes retos que esto conlleva”, afirmó.

Por su parte, Wenger expuso sus propuestas en relación con el calendario de partidos internacionales femeninos y masculinos y expresó su deseo de mejorar el fútbol.

“Es una propuesta audaz y sigue cuatro principios principales como reagrupar los partidos de clasificación de las selecciones nacionales, reducir los viajes de los jugadores, crear más espacio para los partidos significativos y los torneos finales, y garantizar un período de descanso obligatorio para los jugadores entre temporadas”, comentó.

Además, esbozó las propuestas para el futuro de las competiciones juveniles de la FIFA y presentó dos opciones: la primera, un torneo sub-17 anual para 48 equipos y un sub-20 bienal para 24; y, la segunda, una programación de torneos sub-16 y sub-18 anuales para 48 equipos y un torneo sub-20 bienal para 24. (D)