El exinternacional colombiano y otrora figura del Inter de Milán Fredy Guarín reconoció que está en un tratamiento por alcoholismo, una adicción que empezó desde que era futbolista activo, en una entrevista divulgada este fin de semana.

“Soy alcohólico, lo reconozco y soy un adicto en recuperación”, dijo el exmediocampista que jugó el Mundial de Brasil-2014 a la revista Semana.

El ‘Guaro’, de 37 años, confesó que sus problemas con el licor empezaron cuando era jugador: “fui alcohólico social durante varios años y estando activo en el fútbol. Ahí empezó mi proceder y tomé malas decisiones”, añadió.

Publicidad

En abril de 2021 el ex Inter de Milán, FC Oporto y Boca Juniors, entre otros, fue arrestado en la ciudad de Envigado (noroeste) por maltrato intrafamiliar contra sus padres, aparentemente mientras estaba borracho. Además forcejeó con un policía durante varios segundos.

En ese momento estaba vinculado con Millonarios de Bogotá, pero salió del equipo y nunca volvió a jugar.

“Cuando salí de Millonarios fue el punto más profundo que toqué, porque durante estos últimos tres años caí en el fondo de mi adicción. Ya no daba, había perdido mi dignidad, mi círculo social cercano, la confianza de seres queridos y de lo más importante y valioso que yo tengo, que son mis tres hijos”, dijo en la entrevista.

Publicidad

“Perdí mi matrimonio, perdí mi hogar y a mi familia (...) Todo por el alcohol, porque mientras consumía, tomaba malas decisiones”, añadió.

Guarín fue uno de los miembros de la selección colombiana que entrenó el argentino José Pekerman en Brasil-2014, una de las más destacadas de la historia del balompié cafetero, junto a otras figuras como Radamel Falcao García y James Rodríguez. (D)