El próximo martes, cuando Argentina y Croacia disputen un lugar en la final del Mundial de Qatar 2022, será la tercera ocasión que Lionel Messi y Luka Modric coincidan en un terreno de juego a nivel de selecciones, pero difícilmente olvidarán cuando lo hicieron por primera vez.

Un amistoso Argentina-Croacia el 1 marzo de 2006 está ligado de manera importante a las carreras de la exestrella del FC Barcelona y el veterano mediocampista del Real Madrid. Los croatas se impusieron 3 a 2.

En dicho encuentro en el estadio St Jakob Park de Basilea (Suiza), el rosarino consiguió allí su primer gol con la Albiceleste en categoría absoluta y el balcánico realizó su debut con la selección de su país.

Publicidad

La "gran estadística" de Croacia por la que Argentina debe llegar ultrapreparada al duelo de semifinales

Messi robó el balón cerca del área contraria, encaró a un rival, se fue hacia la media luna del área y disparó de rosca con zurda para batir a Stipe Pletikosa.

Ese tanto llegó dos minutos después de la anotación de Ivan Klasnic (minuto 2) y sirvió para poner el 1-1. En la siguiente jugada, la Pulga cambiaría de rol, pasó a asistente y le sirvió en bandeja el 1-2 transitorio a Carlos Tévez, que no perdonó en la línea de gol.

Modric, por su parte, vestía por primera vez la camiseta ajedrezada de su selección. Zlatko Kranjcar fue quien hizo debutar a un desconocido futbolista del Dinamo Zagreb, que por aquel entonces tenía solo 20 años.

Publicidad

Modric, que ahora tiene 37 años, fue titular en el encuentro, aguantó 84 minutos y fue sustituido por Ivan Leko.

En aquel partido de Basilea, sin embargo, no bastó para que Argentina evitara la derrota, ya que los croatas remontaron a su vez, con un gol de Darijo Srna (minuto 52) y uno en el descuento final, obra de Dario Simic (90+2).

Publicidad

Alemania-2006 fue poco después el primer Mundial tanto para Messi como para Modric. El sudamericano ha jugado un total de cinco y el europeo cuatro, ya que Croacia no consiguió clasificarse a Sudáfrica 2010.

Ocho años más tarde, en 2014, se celebró otro amistoso entre ambos países en Londres, donde no pudo viajar Modric por una lesión en el recto femoral izquierdo, que lo marginó por cuatro meses de los terrenos de juego. De hecho, el centrocampista del Real Madrid solo se ha enfrentado en dos ocasiones a Argentina.

En ese choque disputado en la capital inglesa, la Albiceleste se llevó el triunfo por 2-1, gracias a los tantos de Cristian Ansaldi y Messi, que culminó la remontada desde el punto de penalti.

Ya en 2018, con ambas estrellas como titulares, Croacia se llevó un partido vital en la segunda jornada de la fase de grupos del Mundial de Rusia. Y Modric fue protagonista. Anotó un golazo desde la frontal del área, imparable para Willy Caballero, y que supuso el 0-2.

Publicidad

Los dos saben lo que es ser subcampeones del torneo de la FIFA, Messi en 2014 y Modric en 2018.

(D)