Escuadras
DEPORTES

Publicidad

Los octavos de final de Qatar 2022 en 8 imágenes para el recuerdo

El Mundial tiene ya a sus clasificados para cuartos: Argentina, Países Bajos, Inglaterra, Francia, Brasil, Croacia, Marruecos y Portugal.

El DT Fernando Santos puso de entrada en el banquillo a Cristiano Ronaldo, capitán de Portugal. Foto: EFE

Publicidad

Los octavos de final del Mundial de Qatar 2022 dejaron un reguero de imágenes que quedarán para el recuerdo de un torneo en el que solo sobreviven ocho selecciones.

Tabla de posiciones de los grupos del Mundial 2022 de Qatar

Cada partido tuvo su fotografía y nombres como Hajime Moriyasu, Cristiano Ronaldo, Tite, Jude Bellingham, Kylian Mbappé, Yassine Bounou, Emiliano Martínez y los jugadores de los Países Bajos acapararon todos los focos con sus acciones.

Publicidad

Calendario, fixture y horarios del Mundial de Qatar 2022

Hajime Moriyasu, un caballero

Eliminado en la tanda de penaltis por Croacia, Japón sufrió un destino terrible. Rozó la gloria, acarició la historia (nunca se había clasificado para los cuartos) y sus aficionados acabaron el duelo consternados. Entonces, la hinchada nipona, muy volcada con su selección durante todo el Mundial, recibió el cariño de un hombre que con un gesto mostró el respeto que merecían sus seguidores. Este hombre no fue otro que el seleccionador Hajime Moriyasu, que, tras caer derrotado de la forma más cruel, se fue hacia uno de los fondos donde había muchos aficionados japoneses. Allí se inclinó para agradecer el apoyo que recibió durante los cuatro partidos que Japón disputó en el Mundial. Aparte de dar una lección de educación, se marchó de la Copa del Mundo como uno de los técnicos revelación.

Hajime Moriyasu, en su agradecimiento final de Qatar 2022. Foto: Friedemann Vogel

Estadísticas, horarios, partidos y resultados de la Copa del Mundo de Qatar 2022

Publicidad

El baile de Tite

Brasil no solo dio un baile futbolístico a Corea del Sur, que perdió 4-1 y se fue del Mundial tras una primera parte excelsa del equipo dirigido por Tite. Las celebraciones de los goles, después dieron que hablar. En cada uno de ellos (Vinicius, Neymar, Richarlison y Paqueta) los brasileños se marcaron un baile coral para demostrar su alegría. Y en uno, tuvieron un invitado especial a la fiesta. Cuando Richarlison marcó el tercero, a la media hora, Tite se unió a sus jugadores y se marcó unos pasos que no pasaron inadvertidos. Exjugadores como el británico Roy Keane calificaron las celebraciones brasileñas como “irrespetuosas”. Después, Tite se explicó: “Fue por Richarlison. Me dijo que bailara y le dije que si marcaba lo haría. Sabíamos que hay gente malvada que nos iba a decir que era irrespetuoso. Y no es verdad. No queríamos ser irrespetuosos”.

El DT Tite, bailando con los jugadores de Brasil tras el gol de Richarlison contra Corea del Sur en Qatar 2022. Foto: EFE

Partidos de hoy en el Mundial de Qatar 2022

Publicidad

El recibimiento a Países Bajos

Otra selección que se apuntó a los cuartos de final fue la de los Países Bajos, que superó a la de Estados Unidos (3-1). Sin mucho ruido, y paso a paso, el combinado dirigido por Louis van Gaal ya es uno de los ocho mejores del Mundial. Sin embargo, la imagen de la clasificación no apareció en el campo, llegó fuera de él. En concreto, en el hotel de concentración, donde empleados y aficionados recibieron a toda la expedición neerlandesa con un pasillo en el que sonó música al ritmo del Waka Waka de Shakira con banderas y máscaras que portaron los jugadores. En cabeza, Memphis Depay, portaba una máscara de su compañero Denzel Dumfries. El resto, por detrás, bailó con un hombre muy implicado en la diversión: Van Gaal, que a sus 71 años se apuntó a la fiesta bailando al ritmo de la música y abrazando a empleados del hotel.

La superioridad de Mbappé

Con una suficiencia casi insultante, Kylian Mbappé fue el martillo pilón que sufrió Polonia. El delantero del Paris Saint-Germain demostró una superioridad aplastante que desquició a su rival y asustó al resto de equipos supervivientes de Qatar 2022. Marcó dos goles, el segundo y el tercero de una victoria (3-1) que emparejó al equipo de Didier Deschamps con Inglaterra y que le confirmó como un candidato importante a convertirse en el mejor jugador del torneo. Especialmente brillante fue su primer tanto. A los 74 minutos, recibió un balón de Ousmané Dembélé casi al borde del área. Con una tranquilidad pasmosa, se acomodó la pelota, miró a uno de los porteros más inspirados del Mundial, Wojciech Szczesny, y lanzó un zapatazo inapelable que rompió la red de la portería polaca. Lo celebró con la tranquilidad de un jugador que está un escalón por encima del resto y que con solo 23 años ya suma nueve tantos en los Mundiales y superó un récord de Pelé, que era el hombre con más goles en las Copas del Mundo antes de los 24 años.

Kylian Mbappé es el actual goleador máximo de Qatar 2022. Foto: Alberto Estevez

Bellingham y el Real Madrid

Después de la exhibición de Jude Bellingham frente a Senegal que volvió a colocar al joven centrocampista inglés (19 años) en el escaparate del fútbol mundial, todo fueron elogios para un jugador codiciado por los grandes clubes de Europa. El conjunto africano sufrió al medio del Borussia Dortmund, que firmó un partidazo y asistió a Jordan Henderson en el primer gol británico. Su actuación en el torneo, ha hecho que su cotización suba como la espuma. Ya en la calma del hotel, al día siguiente, un aficionado grabó a Bellingham y a Henderson, publicó el vídeo y enseguida se convirtió en viral. “Eres el mejor centrocampista del mundo. Ven al Real Madrid”, dijo el aficionado. Henderson, respondió: “No, no, al Real Madrid no. No va a ir al Real Madrid”. El aficionado insistió y vendió al club blanco con un caramelo: “Si vas al Real Madrid, ganarás el Balón de Oro”. Entonces, Bellingham, respondió: “Ya veremos”. El madridismo, sueña.

El Dibu Martínez y el abrazo de 45 millones de argentinos

Que Lionel Messi es el referente del éxito de Argentina, es indiscutible. Frente a Australia, volvió a ser decisivo. Abrió el marcador a la media hora y sumó otro tanto más en el Mundial, el tercero desde que comenzó el campeonato. Sin embargo, Australia no se rindió, redujo distancias con un tanto en propia meta de Enzo Fernández y se volcó a por el empate en los últimos minutos. Entonces, apareció un héroe inesperado que mereció el aplauso de todos los aficionados argentinos. Cuando el partido agonizaba, en el tiempo añadido, exactamente en el minuto 97, Garang Kuol se encontró con la pelota cerca del área pequeña y se paró el tiempo en toda Argentina. Disparó con todo a favor para empatar, pero se encontró con la figura inmensa de Emiliano Dibu Martínez. En el suelo, tirado, recibió el abrazo emocionado de Enzo Fernández y de Nicolás Otamendi, que representaron a los 45 millones de argentinos que suspiraron aliviados gracias a la parada de su portero.

Publicidad

Jugadores de Argentina abrazan al arquero Emiliano Martínez, cuya atajada en los minutos finales contra Australia en Qatar 2022 fue crucial. Foto: Rodrigo Jiménez

Bono, de leyenda

Si hay un jugador que destacó por encima del resto en la eliminación de España, ese no fue otro que el portero de Marruecos Yassine Bounou (Bono). El destino tenía reservado al guardameta del Sevilla un sitio en la historia de su país, que jamás había alcanzado los cuartos de final. El equipo de Luis Enrique Martínez, incapaz de superar la tela de araña que tejió su rival, se jugó su futuro en los penaltis. Y ahí, apareció Bono. Pablo Sarabia mandó el primer lanzamiento al palo y después Bono detuvo los penaltis de Sergio Busquets y Carlos Soler. Achraf Hakimi marcó el decisivo y todos los jugadores y el cuerpo técnico de Marruecos corrió a abrazar a su héroe, que acabó tirado en el césped entre lágrimas y una montaña de compañeros. Después, fue elevado al cielo en un manteo que reflejó la felicidad del portero que frenó a España.

Bono, figura de Marruecos contra España en Qatar 2022. Foto: Friedemann Vogel

Cristiano, en el banquillo

Después de una temporada aciaga en el Manchester United, donde pasó más tiempo entre los suplentes que en el césped, Cristiano tenía una oportunidad de redimirse en el Mundial de Qatar. Necesitaba a su selección para recuperar credibilidad y no lo consiguió durante los tres partidos de la fase de grupos, en los que solo celebró un tanto, de penalti, en su estreno frente a Ghana. Su escaso protagonismo sobre el verde y su actitud desafiante cuando fue sustituido durante el choque ante Corea del Sur desquició a Cristiano y dio argumentos a su seleccionador, Fernando Santos: “La verdad es que en el campo no tuve oportunidad de escuchar nada de lo que dijo. Pero después vi las imágenes por televisión y no me gustaron nada, en absoluto”. Días después de ese gesto, Cristiano vio el choque ante Suiza desde el banquillo y una multitud de fotógrafos corrió a buscar la imagen del partido. Su sustituto, Gonçalo Ramos, irrumpió en el Mundial con un triplete eclipsó a su compañero y Cristiano solo pudo jugar el último cuarto de hora sin influencia en el duelo.

Cristiano Ronaldo (izq.), suplente en el partido de Portugal frente a Suiza. Foto: JOSE SENA GOULAO

(D)

En Star+ tenemos películas, series y deportes exclusivos en vivo de la LigaPro y ESPN. Suscríbete aquí

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad