Un gol del colombiano Radamel Falcao en la primera parte y una parada del portero macedonio Stole Dimitrievski a un penalti lanzado en la segunda mitad por Memphis Depay, permitieron al Rayo Vallecano ganar a un FC Barcelona sin ideas, que encadena dos derrotas consecutivas y que toca fondo.

Desde el principio, el conjunto dirigido por Andoni Iraola trató de someter a su rival con una presión alta que desesperó a la defensa azulgrana, que no encontró huecos para sacar el balón jugado como acostumbra.

Hasta que al minuto 30 llegaría el primer gol tras un fallo en la salida de balón del FC Barcelona, que propició una recuperación del mediapunta argentino Oscar Trejo. Éste cedió el esférico al desmarque de Falcao, quien se fue en velocidad de Gerard Piqué, le recortó en la carrera y cruzó ante Ter Stegen un disparo que tocó en el poste antes de alojarse en el fondo de las mallas.

Anteriormente la mejor ocasión de la primera parte también fue del Rayo con el mismo protagonista, Falcao, quien recibió un balón en la frontal del área y lanzó un zurdazo que tocó en Piqué y se marchó a córner cerca del poste derecho.

En la segunda parte, el FC Barcelona dio un paso hacía adelante obligado por las necesidades y, por lo menos, los acercamientos se multiplicaron, algunos de ellos con cierto peligro como un disparo cruzado del canterano Nico que se marchó fuera y otro de Agüero que salió alto.

La oportunidad del empate llegó al minuto 71, luego una falta cometido por Oscar Valentín sobre Memphis Depay en el área. El neerlandés lanzó la pena máxima y el portero internacional macedonio Stole Dimitrievski adivinó la trayectoria hacía su poste derecho y atrapó el balón en dos tiempos.

Los minutos finales, con el partido sin dominador, mostraron a un FC Barcelona atacando a la desesperada, pero adoleciendo de pegada, y a un Rayo defendiendo con todo en su área un marcador que no se movió.

Con este resultado, el Rayo Vallecano suma 19 puntos y se ubica quinto en la clasificación; mientras que el FC Barcelona se queda con 15 puntos y ya es noveno. (D)