El Real Madrid visita este martes al Leipzig alemán en la ida de octavos de final de la Champions con el regreso del mejor Vinícius, pero sin su goleador Jude Bellingham y con una defensa mermada por las numerosas bajas.

El brasileño fue uno de los grandes artífices de la goleada (4-0) sobre el Girona el sábado, con el que el Real Madrid dio un golpe de autoridad en LaLiga.

“Partido top. A ese nivel es el mejor del mundo”, afirmó el técnico del Real Madrid, Carlo Ancelotti, tras el encuentro en el Santiago Bernabéu.

Publicidad

El brasileño marcó uno de los goles, dio la asistencia para otro y estuvo en el origen del tercer tanto, yéndose de tres rivales para soltar un disparo que despejó el portero del Girona, solo para que Belligham aprovechara el rechace para marcar.

Vinícius vuelve a sonreír y sentirse en forma en una temporada que ha visto cortada su regularidad por las lesiones, lo que no le ha impedido llevar unos respetables 12 tantos y 7 asistencias en 21 encuentros oficiales.

El brasileño también ha sabido aparecer en los momentos clave, como el sábado contra el Girona o con su triplete en la final de la Supercopa de España el 14 de enero pasado contra el Barcelona (4-1).

Publicidad

Vinícius encara el partido contra el Leipzig como el faro ofensivo, en un partido en el que los merengues no podrán contar con Bellingham, que sufrió un “esguince de alto grado en el tobillo izquierdo” el sábado contra el Girona.

Bellingham intentará trabajar contrarreloj para estar en la vuelta en el Santiago Bernabéu el 6 de marzo.

Publicidad

Sin el inglés, máximo goleador de su equipo (20 tantos en todas las competiciones), el Real Madrid volverá a mirar a Vinícius para tratar de encarrilar la eliminatoria.

Pero las lesiones se han cebado sobre todo en la zaga del conjunto de Ancelotti, especialmente en su eje.

“Hoy hemos batido el récord mundial de lesiones en centrales”, afirmó el técnico italiano, después de que el alemán Antonio Rüdiger no pudiera estar contra el Girona.

Parece poco probable que Rüdiger pueda estar el martes contra el Leipzig, donde Ancelotti confía en recuperar a Nacho Fernández, que también se perdió el partido contra el Girona.

Publicidad

Rüdiger y Nacho se habían quedado como los dos únicos centrales “de oficio” después de que Militao y David Alaba se rompieran, los dos, el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda.

Estas bajas volverán a obligar a Ancelotti a repensar su defensa después de haber utilizado ya 19 configuracinones de zagas diferentes en lo que va de temporada.

Con la vuelta de Nacho, el francés Aurélien Tchouaméni podría acompañar al español en el eje de la defensa merengue.

Líder destacado de LaLiga, con 5 puntos de ventaja sobre el Girona, segunda clasificado, y con ocho victorias en sus últimos diez encuentros oficiales, el Real Madrid se perfila como el favorito para pasar la eliminatoria.

Pero los hombres de Ancelotti no podrán descuidarse ante un Leipzig con el que se enfrentaron en la fase de grupos de la pasada Champions y que se impuso por 3-2 a los merengues en su RB Arena.

“Lo de que no seamos favoritos para mí no tiene mucho valor, porque los partidos de fútbol hay que jugarlos”, dijo este lunes el técnico del Leipzig, Maro Rose, en rueda de prensa.

Los alemanes no atraviesan su mejor momento, con solo dos victorias en sus últimos siete partidos oficiales. “(Pero) no tenemos miedo”, afirmó Rose. (D)