El árbitro colombiano Carlos Ortega, que dirigirá este viernes el partido entre Deportivo Cali y Once Caldas, y varios directivos del Atlético Nacional fueron amenazados de muerte, denunció la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor).

La institución rechazó “las amenazas y actos de intimidación que han recibido en los últimos días directivos, jugadores, árbitros, funcionarios y distintos actores” del fútbol profesional colombiano.

[Video] Felipe Melo y el dardo contra Miguel Ángel Loor, el ‘pelado ese’ que dirige la Liga Pro

“La Dimayor y sus 36 clubes afiliados repudian de manera vehemente el hostigamiento violento que han recibido directivos de Atlético Nacional y Once Caldas DAF, jugadores y técnicos de distintos equipos del fútbol profesional colombiano”, agregó la información.

Publicidad

El caso más reciente es el del árbitro, a quien supuestos aficionados del Deportivo Cali amenazaron con una pancarta que dice “Ortega, pita bien, tú familia te espera” y tiene pintada una calavera.

Ante lo sucedido, los jugadores del Once Caldas, en un comunicado publicado por la Asociación Colombiana de Futbolistas profesionales (Acolfutpro), repudiaron este viernes “cualquier conducta que amenace la vida y la integridad de los actores del fútbol, como ha ocurrido en las últimas horas con mensajes intimidantes contra el árbitro Carlos Ortega”.

“Es preocupante que se presenten este tipo de actos amenazantes, además porque en este caso se trata del árbitro que dirige un partido que es determinante en la lucha por alcanzar nuestros objetivos”, agregó la información.

Publicidad

El juez amenazado es sobrino del Álvaro Ortega, el árbitro asesinado en 1989 por el cartel de Medellín y cuyo crimen provocó la cancelación de la liga colombiana ese año.

Por otra parte, directivos del Atlético Nacional fueron amenazados luego de que el equipo perdiera 0-3 con el Nacional paraguayo en el partido de vuelta de la Fase 2 de la Copa Libertadores, reveló la emisora Caracol Radio.

Publicidad

Según ese medio, las víctimas son el presidente del club, Mauricio Navarro; el vicepresidente ejecutivo, Benjamín Romero, y el director deportivo, Esteban Escobar.

Estas personas, agregó la información, han recibido más de 3.000 mensajes amenazantes en redes sociales y WhatsApp, en los que “les advierten que renuncien o podría haber agresiones mortales incluso contra sus esposas e hijos”.

También, según la emisora, fueron filtrados los números telefónicos y las direcciones residenciales de algunos directivos de Nacional.

“Solicitamos a las autoridades que se adelanten las investigaciones pertinentes, se identifiquen y se tomen las acciones legales correspondientes con las personas que están incentivando esta ola de violencia”, pidió la Dimayor. (D)

Publicidad