En la victoria del Aston Villa ante el Lille hubo muchas polémicas, gran parte de ellas en torno al portero de los villanos, el Dibu Martínez. El arquero argentino paró los disparos de Bentaleb y de André en la tanda de penaltis. Sin embargo, los actos que cometió tras las paradas fueron los motivos que desataron el conflicto. En la primera parada, se giró a mandar callar al público, y en la segunda hizo un baile con un tono burlesco. Actos que no han pasado desapercibidos ni por la afición del Lille ni por su presidente. “No quiero que perdamos el tiempo hablando de este chico, cuya actitud no es la de un deportista de alto nivel”, afirmó el francés Olivier Létang.

No obstante, sus declaraciones no se quedaron ahí. “En el deporte de alto nivel, en la victoria o en la derrota, hay que mantener la calma y la elegancia; por eso prefiero que nos concentremos en nosotros mismos y destaquemos todos los aspectos positivos”, continuó el presidente de Les Dogues, que vio cómo su equipo logró remontar hasta llegar a la tanda de penaltis. El jugador no se ha quedado callado y por las redes sociales ha subido algunas publicaciones de compañeros suyos felicitándole y también una foto suya en el partido. “Cuando estás duro y pinta perreo”, con una foto de su baile en el segundo penalti atajado.

Por otra parte, el colegiado del partido Ivan Kruzliak no pasó desapercibido ante estas acciones y le sacó amarilla. Esta amonestación también tuvo su repercusión, porque era su segunda amarilla del encuentro. Empero, según dice la norma de la IFAB, las tarjetas que se saquen en el tiempo de juego no cuentan para la tanda de penaltis. Por dicho motivo, el portero no fue expulsado y siguió jugando para el pase de su equipo a las semifinales de la Conference League.

Publicidad

Más reacciones

Las declaraciones del presidente francés no fueron las únicas que acontecieron alrededor del Dibu, y es que su comportamiento fue comentado por muchos nombres del mundo del fútbol. Samir Nasri, excompañero suyo en el Arsenal, dijo que su comportamiento le molestaba, porque cuando jugaban juntos no era así. El polémico Chilavert también se mojó sobre el asunto. “Me parece perfecto que el Dibu festeje y haga bailes”, afirmó el paraguayo. Su compañero en el Aston Villa, el francés Lucas Digne, le mostró su apoyo comentando unos corazones en una de sus publicaciones.

De momento, las polémicas se siguen sucediendo en torno a la figura del portero argentino, que se verá las caras con el Olympiacos de Mendilibar en las semifinales de la Conference League. (D)