El ecuatoriano Richard Carapaz arremetió contra los dirigentes del ciclismo nacional por la falta de previsión para organizar campeonatos nacionales y consideró que Jhonatan Narváez debería ocupar el puesto de Jonathan Caicedo en los Juegos Olímpicos de Tokio.

La verdad que lo de Ecuador es completamente una vergüenza por no tener una buena planificación, no solo para nuestra categoría, la élite, sino para todas las categorías”, se quejó el ciclista en una conversación con medios ecuatorianos y la agencia EFE.

Y lamentó que no existan competiciones a nivel nacional para el que es uno de los deportes más pujantes del país, con él como máximo exponente pero también con otros ocho corredores en equipos internacionales.

“Nosotros actualmente con el Club Richard Carapaz sufrimos de no tener competiciones porque no se realizan (o) se realizan al azar, sin un calendario fijo, ni siquiera el campeonato nacional. Esto lo hemos vivido no solo ahora, sino desde categoría prejuvenil”, dijo.

Publicidad

Carapaz instó a un “cambio de mentalidad” porque “estamos viviendo lo más grande del ciclismo nacional (..) y la gente todavía no es capaz de entender la grandeza que tiene esto”.

Entre los ciclistas ecuatorianos más pujantes figuran también Caicedo (EF Education-NIPPO), Narváez (Ineos) o incluso Miryam Núñez, que quedó primera en la Vuelta a Colombia en 2020 y segunda en la última vuelta a Guatemala.

Carapaz fue ganador del Giro en 2019, segundo en la Vuelta a España en 2020, ganador del Tour de Suiza el domingo y este mes afronta el reto quizá más importante de su carrera, el Tour de Francia.

Pero a su juicio, “la gente, en su pensamiento absurdo, no absorbe esa magnitud que tiene el ganar una competición como el Giro”.

La actual generación de ciclistas ecuatorianos se gestó hace algo más de una década de la mano de Juan Rosero, pero los éxitos recientes han generado un mayor interés por este deporte entre los jóvenes, sin que la Federación haya recogido realmente el testigo.

Y dirigiéndose “a quienes dirigen federaciones deportivas, e incluso el deporte mismo”, recordó que incluso la planificación de los Juegos Olímpicos, a los que acudirá tras el Tour de Francia, ha sido “un poco desagradable”.

Publicidad

Carapaz también instó a una amplitud de horizontes para que los ciclistas ecuatorianos en el extranjero puedan participar en el campeonato nacional y “dar un verdadero espectáculo para el aficionado”.

“Dicen que el máximo rector, la UCI, da ciertas fechas, pero pienso que con planificación, con un año anticipado, todo se puede realizar. El campeonato nacional es la prueba más valiosa que puede tener Ecuador para ganar visibilidad a nivel internacional, porque hay ciclistas de renombre internacional, de los cuales van a participar dos o tres”, destacó.

Por otro lado, y tras conocer que Caicedo no participará en los Juegos Olímpicos, consideró que hay “cuatro más para que le reemplacen y no habría ningún problema”.

“Por la parte de preferencia pues están los dos chicos Cepeda, el mismo Jonathan Narváez, y entre los más opcionados es Narváez el que va a suplir a Caicedo”.

Narváez va, según Federación

Respecto del caso del cupo con el que cuenta Ecuador en Tokio por la baja de Caicedo, Oswaldo Salazar, presidente de la Federación Ecuatoriana de Ciclismo, dijo a este Diario que en la ruta de los Juegos estarán Carapaz y Narváez; y en la contrarreloj, Santiago Montenegro. No obstante, añadió, si sucede alguna complicación con Carapaz o Narváez, Montenegro es el suplente para la ruta.

Salazar indicó además que el Venado Caicedo canceló su participación en los próximos JJ. OO. debido a “motivos familiares”. (D)