El abridor Logan Webb ponchó a 10 rivales en más de siete entradas en postemporada y con respaldo de tres cuadrangulares llevó a los Gigantes de San Francisco a un triunfo por blanqueada de 4-0 sobre los Dodgers de Los Ángeles en el Primer Partido de la Serie Divisional de la Liga Nacional.

Con su victoria los Gigantes toman ventaja de 1-0 en la serie que disputan al mejor de cinco.

Los Gigantes, que ganaron 107 partidos en la temporada regular, blanquearon a los campeones defensores de la Serie Mundial.

El enfrentamiento entre los rivales eternos californianos de la Liga Nacional lleva esta serie de playoffs al mejor de cinco a otro nivel.

Publicidad

Ambas novenas terminaron con los dos mejores récords de la Liga, y la división se definió el último día de temporada regular cuando los Dodgers terminaron un juego atrás con 106 victorias, y cortaron su racha de ocho coronas consecutivas en la División Oeste.

Los Dodgers tratarán de igualar la serie cuando envíen al ganador de 20 partidos de temporada regular, el zurdo mexicano Julio Urías, al montículo, el sábado por la noche, frente al lanzador derecho de los Gigantes, Kevin Gausman.

Este es el primer enfrentamiento de postemporada entre las franquicias cuya historia se remonta a sus días en Nueva York. En 1951 y 1962, los equipos se enfrentaron en un desempate al mejor de tres de la Liga Nacional con los Gigantes ganando cada uno de esos en tres.

En su trabajo sobre el montículo, Webb (1-0) permitió cinco imparables y retiró a 10 bateadores enemigos por la vía del ponche para acreditarse el triunfo.

Con un cambio y un control deslizante, Webb estaba al mando total.

Ayer, Webb brilló en una jornada en la que los miembros del Salón de la Fama de los 49ers, Jerry Rice y Steve Young, encabezaron el programa “Beat LA!” antes del primer lanzamiento.

Publicidad

Mientras que el rey de los jonrones, Barry Bonds, recibió una ovación, se puso de pie y saludó cuando se mostró en la pantalla grande en las entradas intermedias, sentado con el miembro del Salón de la Fama de la NBA, Chris Mullin.

En el ataque con los toletes el receptor Buster Posey (1) se encargó de imponer el ritmo de juego al pegar batazo de cuatro esquinas en el primer episodio con un corredor por delante.

El parador en corto Brandon Crawford también pegó de cuatro esquinas (1) en la octava entrada, solitario.

El guardabosques Kris Bryant (1), estuvo perfecto con el bate al conectar 3 de 3, incluido un cuadrangular en el séptimo episodio, sin compañeros en el camino.

Por los Dodgers la derrota la cargó el abridor Walker Buehler (0-1) en seis entradas y un tercio.

Buehler había tenido marca de 7-0 de por vida contra los Gigantes antes de perder el 5 de septiembre en la final de la serie de temporada cuando San Francisco superó 10-9 a Los Ángeles, que tuvieron una ventaja de 80-78 en carreras. (D).