La superestrella estadounidense de la gimnasia Simone Biles, que el martes se retiró en plena competición por equipos, será baja para el concurso general del jueves, indicó este miércoles la Federación Estadounidense de Gimnasia en su cuenta de Twitter.

“Tras una evaluación médica, Simone Biles se ha retirado de la final del concurso general”, señaló la federación sobre la prueba que se celebra el jueves. La gimnasta está además clasificada para las cuatro finales de aparatos.

La campeona estadounidense, un icono que va más allá del deporte, decidió retirarse el martes para no comprometer su salud mental, evocando “demonios en la cabeza” y demasiada presión a gestionar por las expectativas creadas en estos Juegos.

Simone Biles. Foto: AFP

“Desde que entro al tapiz, estoy yo sola con mi cabeza, tratando con demonios en mi cabeza. Debo hacer lo que es bueno para mí y concentrarme en mi salud mental y no comprometer mi salud y mi bienestar”, explicó a la prensa.

Poco antes, Biles, de 24 años, había abandonado a sus compañeras del ‘Team USA’ tras su paso por el primer aparato, la barra de equilibrio, donde estuvo por debajo de sus estándares habituales, con una nota de 13,766 puntos.

La gimnasta abandonó luego brevemente la sala, antes de regresar con estatus de reemplazante para seguir el final de la competición, en la que Rusia, bajo bandera neutral por la suspensión que pesa sobre el país por los escándalos de dopaje del pasado, ganó ganador, por delante de Estados Unidos (plata) y Gran Bretaña (bronce).

Ganadora de cinco medallas en Rio-2016, cuatro de oro, Biles es considerada la gran estrella de Tokio-2020. El martes explicó a la prensa que su participación en el resto de finales se decidirá día a día. (D)

Foto: AFP