La posibilidad de pelear por obtener una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se frustró para la ecuatoriana Lucía Yépez, que no pudo combatir en el repechaje de la lucha, en la categoría de los 50 kilogramos, por sufrir una rotura fibrilar antes de la contienda en esa fase. Sin embargo, haber clasificado a los cuartos de final la hizo acreedora a un diploma olímpico que ya recibió.

“Me preparé súper que bien, desde la clasificación. Estaba enfocada en obtener un buen resultado en los Juegos Olímpicos. En Rusia (base para entrenamiento antes de los Juegos) me seguí preparando hasta que llegué a Japón. Me dije: ‘Vamos por un buen resultado’. Pero me lesioné y no pude tener lo que buscaba, que era mi medalla. Sin embargo, un diploma olímpico es lo mejor que me ha pasado. Estar entre las ocho primeras del mundo es algo excelente y es un buen resultado para Ecuador”, dijo Yépez.

Sobre su primera experiencia olímpica, en la que en su pelea de estreno venció 9-6 a Valentina Islamova, de Kazajistán (cuarta del mundo), la tricolor de 20 años comentó, en una versión difundida por el Comité Olímpico Ecuatoriano (COE), que “entendí que a todos se les puede ganar. Me dejó motivada para seguir trabajando cada día. Sé que en mi siguiente ciclo me irá superbien. Ahora me toca prepararme para el Mundial sub-23 y para los Juegos Panamericanos Juveniles”.

El Mundial sub-23 será en Belgrado (Serbia) del 1 al 7 de noviembre próximo, y los Juegos Panamericanos Júnior en de Cali, Colombia, del 1 al 4 de diciembre. El objetivo de Yépez es llegar a los Juegos Olímpicos de París 2024. (D)