Este sábado se realizarán las elecciones para nombrar al nuevo directorio de la Federación Ecuatoriana de Ajedrez (FEDA) y el actual titular de este organismo, Emilio Bastidas, fue cuestionado sobre su gestión por miembros de su directorio y dirigentes de clubes. El directivo se defendió e hizo conocer que apoyará a su hermano Jaime para que lo reemplace y cuestionó una probable candidatura de Martha Fierro.

Además, el presidente de la FEDA criticó a las directivas que lo precedieron y culpó a uno de los expresidentes, Felipe Delgado, de haber incrementado, en tres años, la deuda de la FEDA ante la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) y calificó como funesta su gestión.

Delgado salió al paso a las declaraciones que hiciera Bastidas quien dijo que “en los tres años funestos con Felipe Delgado la deuda, que estaba en 3.900 euros (4.365,86 dólares) subió a 27.000 euros (30.225,15 dólares) y bajo esas condiciones entré en el directorio con Rocío Vásquez, como vicepresidente, luego ella salió y cumplí con el periodo”.

El exdirigente del ajedrez niega que en su periodo se haya incrementado la deuda de la FEDA con la FIDE. “El monto de la deuda es otra mentira de Bastidas. Las deudas a FIDE no se contraen por préstamo alguno, sino por la participación de nuestros deportistas en torneos internacionales o por pago de membresías de los títulos logrados o existentes (Gran Maestro, Maestro, Arbitro Internacional, Arbitro Nacional etc.). Antes de que ingresemos nosotros, la deuda estaba en 12.748 euros (14.430,74 dólares)”.

Publicidad

Delgado señala que, “El ciudadano Emilio Bastidas miente con descaro. Dice que he dirigido tres años la FEDA, cuando en realidad fue año y medio. No recibimos un centavo hasta el año 2013 y en el 2014 fue bloqueada por el tristemente recordado ministro José Cevallos. El directorio encabezado por el arquitecto Eduardo Mieles, estuvo hasta el 1 de abril del 2012, luego vino una intervención cercana a los seis meses”.

“Estuvimos en la FEDA desde enero del 2013 y de manera sorpresiva, sin que exista un proceso legal, llámese intervención, amonestación, falta disciplinaria, sin causa alguna, interrumpieron nuestro período legal mediante un Registro Oficial publicado el 17 de julio del 2014. Luego de un colusorio y nulo proceso legal coordinado por el Ministerio del Deporte, dirigido por José Cevallos, y de forma súbita apareció una nueva directiva”, recuerda Delgado.

“Si el señor Bastidas hubiese leído el registro de su directiva, donde él era vicepresidente, apreciaría que fue designado en marzo del 2014, y ejerció desde agosto del 2014. Probablemente la exigencia de cuentas claras, propiciada por su propio directorio, hace que no sólo le falle la memoria sino hasta las matemáticas”, reitera el extitular de la FEDA.

“¿De dónde obtiene semejantes cifras de 4.000 (4528,00 dólares) a 27.000 euros ((30.225,15 dólares) el señor Bastidas? ¿Pretende en forma pública presentarnos como artífices de una deuda no contraída por nosotros? Por gestión de la directiva anterior a la nuestra, no fuimos reconocidos por la FIDE y por lo mismo no podíamos tener una relación formal con ellos; por ello, siempre fuimos obligados a pagar las inscripciones al momento de asistir. Eso lo conocen los ajedrecistas de todo el país”, se defiende Delgado.

El cuencano acota, “sería interesante que el señor Bastidas presente el detalle de la deuda y se va a comprobar su mala intención de querer desprestigiar a una directiva que fue consecuente con los deportistas. Usar el calificativo de ‘funesto’ a nuestro directorio no hace más que demostrar lo que interiormente contiene su espíritu”.

“En medio de las peleas intestinas de la FEDA no tenemos nada que ver. Son más de siete años que no estamos en el directorio por exclusión ordenada por el gobierno de entonces (Rafael Correa). Hasta hace poco en el directorio que lo preside el señor Bastidas, se llevaba muy bien; tan bien, que dejaron pasar el hecho de que Ecuador fuera sacado de la última Olimpiada Mundial de Ajedrez, y no se haya tomado ninguna medida”, aclara Delgado, (D)