La batería latinoamericana de los Astros de Houston se convirtió en la protagonista de la jornada del domingo de la Serie Mundial, luego de permitir que su novena se mantuviera con vida en el Clásico de Otoño.

El receptor puertorriqueño Martín Maldonado remolcó tres carreras y su compatriota el parador en corto Carlos Correa y el primera base cubano Yuli Gurriel pegaron tres imparables cada uno para los Astros, que derrotaron 9-5 a los Bravos de Atlanta y se mantienen con vida en la Serie Mundial.

Los Astros siguen en desventaja, pero mejoraron su marca a 2-3 en la serie del Clásico de Otoño que se juega al mejor de siete.

Houston se convirtió en el primer equipo en ganar el Juego 5 como visitante cuando estaba abajo 1-3 en la Serie Mundial desde los Bravos de 1992.

Publicidad

Maldonado se encargó de encender los toletes de los Astros al pegar una vez en tres viajes a la caja de bateo y empujar tres anotaciones.

La mancuerna boricua-venezolano-cubana se encargó de mantener a los Astros con la oportunidad de conseguir el título de la Serie Mundial.

En el segundo episodio Maldonado pegó volado de sacrificio al jardín central y mandó a la timbradora al guardabosques Kyle Tucker.

La segunda remolcada de Maldonado fue en el quinto episodio cuando recibió pasaporte con las bases llenas y empujó a la contadora a Correa.

El Truist Park de Atlanta, en el Juego 5 de la Serie Mundial. Foto: EFE

Maldonado cerró con broche de oro con sencillo a lo profundo del jardín izquierdo, que llevó a la registradora nuevamente a Tucker.

El bateador emergente venezolano Marwin González pegó perfecto 1 de 1 y empujó dos anotaciones.

Publicidad

En el quinto episodio González pegó sencillo entre los jardines izquierdo y central e impulsó las carreras del antesalista Alex Bregman y del primera base cubano Yuli Gurriel.

Carlos Correa, presente

Otro boricua que se destacó con el manejo del tolete fue Correa, que, además de anotar una vez, produjo dos carreras al pegar tres veces en cinco oportunidades con el bate.

Correa pegó doble en el tercer episodio al jardín central, mandando a la timbradora la carrera del segunda base venezolano José Altuve.

En la octava entrada, haciendo nuevamente mancuerna con Altuve, conectó otro sencillo al jardín izquierdo y empujó a la contadora al venezolano.

Correa llegó con tres hits después de ser movido a la tercera posición en la alineación para el Juego 5.

El puertorriqueño llamó la atención a principios de esta postemporada por marcar grandes golpes apuntando a su muñeca, donde podría estar un reloj.

El campocorto estrella conectó un doble y un sencillo dos veces, impulsando dos carreras. Su sencillo productor en la octava entrada llenó la ventaja y cuando Altuve recibió felicitaciones en el dugout después de anotar, por los micrófonos del campo se escuchó “¡Es hora!”.

En el tercer episodio Gurriel conectó rodado a las paradas cortas, dando oportunidad al guardabosques Michael Brantley de anotar carrera.

Gurriel viajó cinco veces a la caja de bateo y pegó en tres ocasiones.

En el segundo episodio Bregman conectó doble entre los jardines derecho y central y empujó la carrera de Gurriel.

Altuve pegó una vez en cinco citas con el lanzador y llegó en una ocasión a la timbradora.

La victoria se la apuntó el relevo mexicano José Urquidy (2-0) en trabajo de un episodio.

Urquidy realizó 14 lanzamientos, de los cuales 10 viajaron a la zona del strike contra cuatro bateadores.

El ataque de los Bravos, el guardabosques cubano Jorge Soler pegó una vez en cinco oportunidades.

El segunda base curazoleño Ozzie Albies no tuvo contacto con la pelota, pero anotó una carrera con el grand slam de Duvall.

El guardabosques puertorriqueño Eddie Rosario tampoco encontró la pelota, pero llegó a la timbradora empujado con el toletazo de Duvall. (D)