El esloveno Tadej Pogacar (equipo UAE Team Emirates) aseguró sentirse “feliz y aliviado” por haber acabado las etapas competitivas del Tour de Francia, que ganará por segundo año consecutivo pendiente del paseo triunfal del domingo en los Campos Elíseos.

“Estoy feliz de acabar, han sido tres semanas duras y exigentes, no hemos parado de trabajar de la mañana a la noche. Ayer (sábado) no estaba muy motivado, uno acaba por fatigarse un poco, pero me animé para preparar la etapa. La verdad es que no ha sido mi etapa más rápida. Ha ganado el más fuerte, pero estoy contento con el resultado”, dijo Pogacar, que fue noveno de la contrarreloj definitiva a 57 segundos del belga Wout van Aert, vencedor.

Pogacar indicó que su segundo triunfo es “diferente” del primero, pero no supo decir cual le emociona más.

El año pasado gané el último día, con mucha emoción. Fue algo inigualable. Este año estaba de amarillo tras la primera semana y eso supera todo sueño que tenía de niño”, afirmó.

El esloveno de 22 años se lleva, además del maillot amarillo, el jersey de lunares por la clasificación de montaña y el blanco por la categoría de jóvenes. Solo el legendario Eddy Merckx, en 1969, había conseguido tres de estos. (D)