DEPORTES

Publicidad

Tadej Pogacar gana en Peyragudes y Jonas Vingegaard retiene el liderato del Tour de Francia, a cuatro etapas del final

El pelotón se jugará sus últimas cartas este jueves en una durísima etapa pirenaica, con dos puertos de categoría especial y uno de primera hasta Hautacam.

El esloveno Tadej Pogacar (i) se quedó con el triunfo en la etapa 17 del Tour de Francia, seguido de Jonas Vingegaard (d), que mantiene el maillot amarillo de líder general. Foto: AFP

Publicidad

Un triunfo de etapa, pero un nuevo día sin poder dejar atrás al líder. El esloveno Tadej Pogacar se llevó la victoria en la 17.ª jornada del Tour de Francia, este miércoles con final en el altipuerto de Peyragudes, aunque llegó a meta al mismo tiempo que el maillot amarillo Jonas Vingegaard.

Pogacar (UAE-Team Emirates), que logró su tercer triunfo de etapa en este Tour, en el segundo capítulo del tríptico pirenaico, de 129,7 kilómetros, queda en la general a 2 minutos y 18 segundos del corredor danés del Jumbo, merced a los cuatros segundos que le recortó gracias a las bonificaciones.

“Estoy muy feliz por esta victoria, la deseaba”, confesó Pogacar, que se recostó sobre el suelo nada más cruzar la meta, con Vingegaard a su rueda, a causa del exigente esfuerzo final.

Publicidad

Pero las etapas pasan, se va a acercando el final en París, y las oportunidades se van acabando para un Tadej Pogacar que deberá dar todo lo que le queda en la etapa del jueves (Hautacam) y en la contrarreloj del sábado en Rocamadour para revertir la diferencia que le separa del maillot amarillo.

“Hoy, la pendiente final era muy explosiva y convenía mucho mejor a Tadej que a mí. Yo quise hacer un esprint más largo. Él mereció la victoria”, reconoció Vingegaard.

Ni en el Col d’Aspin, ni en el Val Louron, ni en el puerto final, todos ellos de primera categoría, logró Pogacar deshacerse de un Vingegaard amarrado a su rueda, a pesar de que el esloveno contó durante gran parte de la etapa con la ayuda de su compañero Brandon McNulty.

Publicidad

“Tengo que tener un ojo puesto en él porque nunca se sabe cuándo va a atacar”, afirmó Vingegaard. “Solo tengo que seguir a Tadej”, insistió con la lección bien aprendida.

El colombiano Nairo Quintana, décimo en la etapa a más de tres minutos y medio y cuarto en la general, y el británico Geraint Thomas, cuarto en la etapa y tercero en la general, perdieron tiempo y parecen abocados a luchar como máximo por el tercer puesto.

Publicidad

Pero también se le acaba el margen para volver a subir al podio del Tour de Francia al escalador colombiano del Arkea, que se quedó descolgado en Val Louron, y que queda a casi tres minutos del podio, que marca Geraint Thomas (Ineos).

Hemos luchado hasta el final, fue una etapa muy rápida y con mucha estrategia de todos los equipos, acompañando muchos corredores a sus líderes, hemos sabido regular al final para poder defendernos y defender esa cuarta posición”, apuntó Nairo.

“Las piernas no eran tan buenas como en los Alpes. Preferí subir a mi ritmo en lugar de arriesgarme a explotar y perder aún más tiempo”, declaró por su parte Thomas, vencedor del Tour en 2018, y que sobre el papel es mejor contrarrelojista que el colombiano.

El francés Thibaut Pinot y el kazajo Alexey Lutsenko quisieron ser protagonistas en el Col d’Aspin, el primero de los cuatro puertos del día. Pero la dupla sucumbió en Val Louron-Azet ante el fuerte ritmo imprimido por el estadounidense McNulty.

Publicidad

Pogacar sin Majka

En su cumbre, a 20 kilómetros para meta, el esloveno probó al danés, aunque sin insistir demasiado. Vingegaard, Pogacar y McNulty abordaron la subida final con más de un minuto sobre Geraint Thomas (que iba junto a Kuss, Lutsenko y Bardet entre otros) y más de dos minutos y medio sobre los otros rivales.

En la subida al altipuerto (8 kilómetros al 7,8 %), McNulty cedió a 300 metros para meta, antes de la pendiente más dura, dejando solos a los dos primeros de la general, que invirtieron el orden en la etapa.

Pogacar, de 23 años, sumó la novena victoria de etapa en el Tour, en su carrera. Además, el esloveno se quedó sin la ayuda para lo que resta de Tour de su compañero polaco Rafal Majka, que abandonó antes de la salida por problemas musculares en el cuádriceps.

Una de las imágenes del día la protagonizó el esprínter neerlandés Fabio Jakobsen, ganador de la segunda etapa, que llegó a meta 17 segundos antes del fuera de control, haciendo un esfuerzo extraordinario y alentado por aficionados y compañeros de equipo en los últimos metros.

Falta la sentencia definitiva del Tour y los escaladores jugarán sus últimas cartas este jueves en una durísima etapa pirenaica, con dos puertos de categoría especial y uno de primera y la meta situada en el mítico Hautacam.

La decimoctava etapa se correrá entre Lourdes y Hautacam, de 143,2 kilómetros, promete la gran batalla por la clasificación general, que tendrá jornada decisiva con la contrarreloj del sábado para darle forma definitiva. (D)

En Star+ tenemos películas, series y deportes exclusivos en vivo de la LigaPro y ESPN. Suscríbete aquí

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad