Desde el año 2012, cada 5 de diciembre se conmemora la declaratoria como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad del tejido del sombrero de paja toquilla por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

La mañana de este domingo 5, la fundación Bienvenido Guayaquil desarrolló un evento cultural para conmemorar esta fecha. El acto se realizó en la plaza del Museo del Bombero Ecuatoriano, ubicado en la calle Cornelio Vernaza y avenida Malecón, centro de la urbe porteña.

Fernando Mancero, integrante de la fundación, indicó que el objetivo de este evento es resaltar la identidad del sombrero ecuatoriano. “Se trata de relevar la versatilidad del sombrero de paja toquilla, que puede tener una forma o un modelo tradicional o puede innovarse dejando intacta la artesanía que va implícita en ello”, resaltó Mancero.

En el evento se desarrolló un desfile sobre las modificaciones que ha tenido el sombrero a lo largo del tiempo. Con diversos colores y diseños, varios jóvenes mostraron estas prendas.

Que la ciudadanía se apropie de esta festividad es una de las aspiraciones de la fundación Bienvenido Guayaquil. “Sería maravilloso que todos los 5 de diciembre, todos los ecuatorianos salgamos a la calle y usemos el sombrero de paja toquilla”, refirió Mancero, quien es investigador histórico.

Mancero agregó que estos sombreros llegan a costar 5.000 dólares en mercados internacionales.

En el evento participó el investigador Gabriel Paredes con la declamación de amorfinos. También músicos de la orquesta del colegio República de Francia, dirigidos por Parsival Castro.

Fernando Martínez, analista de Patrimonio Inmaterial del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC), resaltó la conmemoración. Indicó que desde dicha dependencia se apoyarán las actividades sobre esta declaratoria. (I)