Si bien la convocatoria de iniciativas privadas para realizar los estudios de prefactibilidad y factibilidad del Viaducto Sur fue dada de baja porque los dos oferentes no cumplieron con los requerimientos, la obra en sí no ha sido descartada.

Por el contrario, está en ejecución un proceso que apunta a hacer estos estudios con el respaldo de organismos como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Así lo aseguró a este Diario, Marcelo Cabrera, titular del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), quien señaló que en este momento con el apoyo de dichas instancias trabajan en la reestructuración del proyecto y que a finales de este año prevén culminar aquello.

Publicidad

El quinto puente, que unirá el sur de Guayaquil con Durán, Yaguachi y Naranjal será una realidad en 5 años

“Nosotros aspiramos hasta este año tener ya una propuesta de prefactibilidad del proyecto y poder lanzarlo en el 2023. Tenga la seguridad que este Gobierno del Encuentro va a ejecutar este quinto puente. Es nuestro objetivo que lo estaremos cumpliendo, sin duda”, refirió el secretario de Estado el martes 17 de mayo.

Con el Viaducto Sur se prevé unir el sur de Guayaquil (zona portuaria) con Durán y la vía Puerto Inca-Naranjal. Esta obra apunta a descongestionar el tráfico que se traslada desde y hacia el sur de la urbe por la vía Perimetral, arteria por la que durante el 2020 circuló el 88 % del volumen de carga del país, según la Subsecretaría de Puertos y Transporte Marítimo y Fluvial.

Dos proponentes (China Road & Bridge Corporation y Compromiso de Consorcio JILSA Quinto Puente) presentaron sus ofertas para la revisión del equipo multidisciplinario integrado por especialistas del MTOP y el Municipio porteño.

Sin embargo, dijo el ministro Cabrera, en el caso de la primera propuesta requería de un aporte estatal elevado que superaba los $ 5 mil millones en los 30 años de concesión del puente; mientras en el segundo caso, el proponente no cumplió con los requisitos de elegibilidad y experiencia.

Publicidad

“En el 2023 estaremos lanzando el proceso ya en mejores condiciones, ya no como demostración de interés sino como un proceso integral en donde ya tendremos la oportunidad de escoger al mejor oferente (...) De la demostración de interés lo que pretendíamos era avanzar a la prefactibilidad, a la factibilidad y luego al lanzamiento del proceso. En este caso no tuvimos eco en la demostración de interés y estamos trabajando en la prefactibilidad”, explicó el secretario de Estado.

La noche de este martes, la alcaldesa Cynthia Viteri planteó al Gobierno que permita tomar este proyecto con la Prefectura para impulsarlo a través de alianzas estratégicas.

Municipio de Guayaquil pide a Gobierno que permita hacer quinto puente junto a Prefectura a través de alianzas estratégicas

Observaciones al proceso

Un grupo de profesionales de las áreas de ingeniería civil, economía, comercio y demás cuestionó los términos de referencia publicados por el MTOP para seleccionar firmas que financien y construyan el Sistema Cruce Sur (SCS). Incluso sugirieron al presidente de la República, Guillermo Lasso, que se elimine el concurso convocado.

Entre ellos constan: Ottón Lara Montiel, José Macchiavello, Jorge Pino Vernaza, Andrés Rizzo Reyes, Alberto Dahik, Luis Valero, Norma Plaza de García y Francisco Huerta Montalvo.

Publicidad

Sobre las observaciones a la convocatoria de iniciativas privadas, los profesionales mencionaron que todo concurso requiere de un estudio previo que se entregue a los interesados para que puedan presentar modificaciones, en caso de ser necesarias. Esto se denomina proyecto base, algo que, según ellos, ya existe y fue recibido por el MTOP en el 2010.

No obstante, señaló este grupo, la cartera de Transporte no ofreció el proyecto base y, más bien, solicitó que cada interesado proponga una tipología de puente. Sin el proyecto base, según los profesionales, dicha cartera no podrá comparar las ofertas técnicas y seleccionar la que mejor sirva a los intereses del Ecuador con una proyección de 75 años posteriores a la construcción, ya que este es el tiempo de vida útil para puentes, según estándares técnicos.

De ahí que, la sugerencia es que se haga un solo concurso para firmas nacionales o internacionales o asociadas, para que presenten proyectos de financiación y construcción del Viaducto Sur, en base al estudio completo ya realizado para el MTOP.

El proyecto

Entre las características del proyecto constan que tendrá una longitud total de 44 kilómetros y se dividirá en cinco tramos. Todos serán de cuatro carriles, excepto el tramo 4. El puente propiamente dicho tendrá 3,44 kilómetros de largo sobre el río Guayaquil, el más largo del país.

Publicidad

El primer tramo será en el sur de Guayaquil, en el sector de Las Esclusas, donde se construirán dos pasos a desnivel y la vía hasta el puente. El segundo tramo corresponde al puente, el tercero empezará en el puente y llegará a la bifurcación de los dos ramales. El cuarto conectará con la vía a Naranjal y el quinto tramo, con la vía Durán-Boliche.

Este proyecto fue presentado por primera vez en el 2008 en la presidencia de Rafael Correa. Siguió Lenín Moreno con el plan, aunque con varios cambios en el diseño original, como la reducción de 11 kilómetros de longitud del viaducto, disminución de carriles y exclusión de accesos viales.

Así sería el Viaducto Sur de Guayaquil, cuyo concurso se declaró desierto

Diez años después, en el 2018, Moreno oficializó el concurso público para la edificación de este complejo vial, que un año después, en octubre del 2019, fue declarado desierto por el MTOP “al haber recibido manifestaciones de interés que no constituyen ofertas”, se indicó.

La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, solicitó la competencia para construir el Viaducto Sur o quinto puente, a través de una alianza público-privada. Y en noviembre del 2020 volvió a insistir en el tema, pues aseguró que el cabildo era sujeto de crédito, ya que tenía buena imagen internacional con organismos y bancas del extranjero.

A mediados del año pasado, la cartera de Transporte convocó a personas jurídicas locales y extranjeras a presentar su iniciativa privada para el proyecto. En enero pasado, el MTOP reiteró que este no era un llamado a concurso público sino una convocatoria a presentar iniciativas privadas para el desarrollo de los estudios de prefactibilidad y factibilidad, según lo establecido en el decreto 1190, que contiene el reglamento para asociaciones público-privadas. (I)