El director ejecutivo de la Comisión de Tránsito, Carlos Balarezo, acudió este viernes a la Fiscalía de La Merced, en el centro de Guayaquil, para asentar una denuncia contra varios vigilantes por los delitos de cohecho, concusión, extorsión y delincuencia organizada.

El funcionario aseguró que en la Terminal Terrestre de Guayaquil los vigilantes supuestamente cobran al menos un dólar a cada unidad que sale de esa estación porteña.

Balarezo informó que estarían cobrando en total unos $ 3.000 dólares cada día por no hacer la revisión adecuada de cada una de las unidades y de sus documentos respectivos.

El director de la CTE aseguró que los conductores se quejaron de los hechos y que le entregaron al menos once videos como prueba del pago que supuestamente exigen los vigilantes. Estos videos —en los que, según Balarezo, se ve la cancelación del dinero— serían entregados a la Fiscalía.

Mientras tanto, los vigilantes sospechosos de estos cobros ilegales siguen trabajando en la Terminal Terrestre con normalidad. (I)