Dos integrantes de la organización delictiva Los Choneros firmaron, este jueves 1 de julio de 2021, un documento notarizado en el que se comprometen a iniciar un proceso de paz en las cárceles del país. El acto incluyó la entrega de 78 armas blancas, una subametralladora, 3 pistolas y 47 balas.

“Este compromiso conllevará a un proceso de paz que involucra a todas las partes..., la hora de la paz ha llegado”, se leyó en el escrito que fue protocolizado por el notario quinto de Guayaquil, Pablo Condo. Como firmantes constaron José Adolfo Macías Villamar, alias Fito, y Junior Alexander Roldán Paredes, también conocido con el alias JR o Junior.

Reos decapitados y descuartizados en cárceles de Ecuador por disputa de liderazgo entre Los Choneros, Lobos, Tiguerones y otras bandas

Ninguno se pronunció durante el acto, promovido por la Secretaría Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI9, en el Centro de Rehabilitación Social 4 y que contó con la presencia del director de ese centro, Christian Matamoros, los coroneles de Policía Álex Silva y Santiago Vallejo, además de un representante de la Arquidiócesis y un pastor de la Iglesia cristiana de Guayaquil.

Como parte del acuerdo, los reclusos entregaron cuatro armas de fuego y cuchillos artesanales, la tarde de este jueves 1 de julio. Foto: Jorge Guzmán

“Queremos pedir a Dios que este tipo de actos se repitan en el resto de cárceles del país”, indicó Matamoros al asegurar que en este centro penitenciario hay personas privadas de libertad que están en proceso de reinserción y que participan de actividades laborales como metalmecánica, panadería, carpintería.

En el documento notarizado se rechaza la violencia, se lamenta las vidas perdidas en los actos de violencia que se han presentado en las cárceles del país y se destaca el compromiso de continuar con la entrega de armas y evitar el ingreso de objetos prohibidos a estos centros de rehabilitación.

Muerte en cárceles de Ecuador: hacinamiento y rivalidad de bandas conviven en las prisiones

“Buscamos una verdadera rehabilitación para insertarnos productivamente en la sociedad”, señalaba el escrito firmado por alias Fito y alias Junior, integrantes de Los Choneros, una organización delictiva que, según información que había dado la Policía, se encuentra en una pugna interna por captar el liderazgo de la agrupación tras el asesinato, en diciembre pasado, de su máximo líder, Jorge Luis Zambrano, alias Rasquiña. (I)