El proyecto de Estación de Servicio Nuevo Samborondón Insam S.A.S cuenta con permisos de construcción, ambientales y ha realizado las jornadas de socialización para la construir una gasolinera en el ingreso a Ciudad Celeste, en Samborondón.

Este Diario difundió el pasado lunes una nota sobre un plantón que hizo un grupo de residentes en los exteriores de la obra, en la que detallaban que supuestamente ellos desconocían sobre sus autorizaciones respectivas. Este Diario solicitó el mismo día al Municipio de Samborondón información para contrastar los datos proporcionados, sin embargo, el Departamento de Comunicación envió el comunicado el pasado martes.

David Concha, representante de este proyecto, explicó a este Diario que esta obra es una inversión de la empresa privada y se desarrolla con todos los permisos respectivos. Recalcó que tuvo la respectiva socialización con diversas instituciones, como la Unidad Educativa Soler, el Cuerpo de Bomberos de Samborondón, el centro comercial Jardines Plaza, Ministerio del Ambiente, Prefectura del Guayas y los administradores y residentes de las urbanizaciones Ciudad Celeste, Parque Magno, entre otras más ubicadas en ese sector. Por ello desmintió el pronunciamiento del grupo de moradores que acudió el pasado lunes.

Concha indicó que existe un rótulo con la información de la obra, con letrero de permiso de construcción y que en el punto de información se encuentran disponibles los estudios referentes al impacto ambiental aprobados por el Ministerio del Ambiente.

Publicidad

Él explicó que, según la ordenanza municipal de funcionamiento de operación de estaciones de servicio de venta de combustibles y otros servicios, en el cantón Samborondón, en las áreas ubicadas en la parroquia urbana La Puntilla podrán construirse y operar estaciones de servicio, siempre que se encontrasen ubicadas en sitios en los que no exista peligro para la salud o vida de los vecinos y alejados a una distancia de 50 metros de centros de concentración de personas, como educativos, religiosos, hospitalarios, deportivos, cuarteles, medidos a partir del surtidor de combustible.

La estación de servicio cumple con las distancias requeridas en la normativa aplicable a centros educativos. Se ha cumplido con todos los requisitos de las instituciones públicas competentes”, mencionó Concha.

Añadió que en la socialización, personal del Cuerpo de Bomberos explicó que no ha existido un conato de incendio, menos alguna explosión, en los cantones Guayaquil y Samborondón hace más de 25 años, y que actualmente este tipo de proyectos cumple con sobradas y estrictas normas de seguridad a nivel nacional e internacional.

El municipio de Samborondón, por su parte, explicó en un comunicado que en la Dirección de Edificaciones de la entidad, antes del otorgamiento del permiso de construcción se revisaron los documentos, como el de factibilidad de la Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífero (ARCH), el estudio de factibilidad ambiental emitido por la Prefectura del Guayas, además del estudio de impacto vial presentado ante la Autoridad de Tránsito y Vigilancia de Samborondón (ATVS).

En el comunicado acotó que, con respecto al uso de suelo, el Concejo Municipal de Samborondón resolvió en el 2018, por unanimidad de sus concejales, autorizar la división de un macrolote del sector Buijo, quedando como resultado varios lotes restantes con diversos usos de suelos. El lote del proyecto en mención tiene un uso de suelo comercial. Es decir, el uso de suelo comercial está determinado mucho antes de la presentación para la aprobación del proyecto de estación de servicio.

Moradores del sector de Ciudad Celeste indicaron que en ese sector sí es necesaria la construcción de una gasolinera, pues las más cercanas están por los sectores de El Dorado y La Puntilla, es decir, a más de diez kilómetros.

Acotó que hay un grupo menor de personas que está en contra del desarrollo del proyecto, que el pasado lunes hubo menos de 20 personas en el sitio y recalcó que ellos están malinformando a los demás residentes. (I)